Semana caliente para el dólar: tras cuatro subas consecutivas cerró en $ 20,35

0
121


La divisa se encareció en lo que va del año 6,8 %. Ayer tocó un pico histórico de $ 20,50, luego el Banco Nación intervino. Celebraron los exportadores, pierden los salarios.

Los mercados temblaron esta semana comenzó con el lunes negro en Wall Street y sus repercusiones locales en el Merval porteño, así como también el dólar en el país tuvo cuatro alzas seguidas.

Ayer la divisa alcanzó un nuevo récord y por la tarde trepó a $ 20,50, pero al cierre por la intervención del Banco Nación cerró con un aumento de 13 centavos a $ 20,35, según el promedio elaborado por el Banco Central.

El billete verde con el alza de ayer se encareció $ 1,30, que representa un 6,8 % (o 6,8%) en lo que va del año. Sólo en febrero la suba fue de 1,5 %.

Se estima que el Banco Nación vendió aproximadamente U$S 400 millones. Por la mayor oferta, el dólar mayorista también redujo el alza y luego de un techo de $ 20,28, finalizó en los $ 19,98 en el MULC. El dólar blue cerró en los $ 20,20.

Por su parte, en sintonía con Wall Street, el índice Merval se derrumbó un 7,6 % en la semana hasta los 30.143,44 puntos, y finalizó ayer con una baja del 2,8 %.

Las principales caídas se registraron en las acciones de Transener (-6,7 %), Holcim (6,4 %) y Distribuidora de Gas Cuyana (6 %).

¿Por qué sube el dólar?

Analistas coinciden en varios factores que presionaron a la divisa. Las principales claves son:

  • El contexto internacional generó incertidumbre y como consecuencia buscan refugiarse en el dólar. La FED afirmó que aumentará las tasas tres veces este año, pero el mercado teme que ajusten su política monetaria más rápido de lo proyectado.
  • Mayor demanda de empresas, bancos e inversores que están comprando para dolarizar sus carteras en búsqueda de activos más estables.
  • Menos oferta de divisas. La protesta de camioneros transportistas de cereales generó un menor ingreso a los puertos del Gran Rosario, y se prevé una baja de liquidaciones de dólares.
  • Ante la incertidumbre internacional varios inversores dejaron sus activos en pesos. Ocurrió lo mismo en varios países “emergentes”. Ayer se devaluaron el real un 1 %, el peso chile 0,40 % y el peso mexicano 0,50 %.

    ¿Qué opinan los especialistas?

    El economista del Centro de Estudios Económicos del Sur (CESUR), Amilcar Collante, explicó al diario Ámbito que hay una relación entre la suba del dólar y “la pérdida de credibilidad del Banco Central luego del cambio de metas de inflación, que incide en la baja de tasas de Lebac; y desde entonces parece que ahora el dólar acompañará más a los precios locales”.

    Collante agregó que la incertidumbre financiera mundial también está golpeando en el dólar a nivel local y afirmó que “el problema es que el gobierno ‘juega con fuego’ si piensa que la baja de tasas en EE.UU. no afecta al país y continúa con su plan de rebajar la tasa de política monetaria”.

    Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, señaló al mismo medio que “el inversor está asustado y busca refugio en el dólar por varios motivos: por la fuerte caída del Merval; relacionado con eso, por el ruido mundial por el tema tasas en EEUU; y por la caída de la tasa de interés de la Lebac”.

    El economista Fausto Spotorno sostuvo en radio Continental que el impacto de la divisa “algún efecto va a tener” en la economía real y añadió “ya lo estamos viendo en las naftas y combustibles que son precios dolarizados. Eso hace subir los costos de distribución de algunos alimentos en distintos grados como la leche que es de transporte diario, con costo de distribución alto”.

    Daniel Artana de FIEL declaró a radio Mitre que “no hay riesgo de una crisis cambiara, el BCRA tiene suficientes reservas para parar una embestida” y agregó que “si esto empeora se puede reducir el financiamiento y se pondría una traba para poder crecer un 3 % este año. Pero todavía no se presenta esa situación”.

    Ganan los exportadores

    En lo que va del año el dólar se encareció, el Gobierno dejó correr varias subas hasta que los bancos públicos intervinieron. La actitud pasiva oficial se pudo corresponder a satisfacer los reclamos empresariales que pedían un dólar más alto.

    Los principales sectores que se beneficiaron con el ajuste del dólar son los exportadores, los sustitutos de importadores y el agro.

    Por su parte, el perdedor en esta depreciación del billete verde es el salario porque la suba del dólar impactará en los precios y el poder adquisitivo se erosionará aún más.

    El dólar no es lo único que licua el salario, la suba de tarifas en febrero del transporte público, la electricidad, y las obras sociales, también incidirán en la suba de precios. El Gobierno además pretende cerrar paritarias por un 15 %, cifra alejada de lo que será la inflación de este año que proyectan un piso del 20 % las consultoras.

    El rumbo alcista del dólar fue aplaudido por los exportadores, los salarios vienen perdiendo en esta pulseada.



  • Source link