Semanas decisivas: necesitamos un plan de lucha para tirar abajo la UniCABA

0
54


Una nueva comisión de educación en la legislatura porteña, una nueva movilización y el debate en el movimiento estudiantil terciario ¿como tiramos abajo la UniCABA

La Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET) había convocado a una nueva movilización, para este último jueves, que pactaron en mesa chica con el Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (CESGE) y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE). Frente al conocimiento de que en la comisión de educación se presentaría este nuevo proyecto, fuimos muchos los que sostuvimos que no podíamos mantener una movilización a las 17 que saliera de Pizzurno, mientras los asesores discutían desde el mediodía en la Legislatura. Era el momento de rodear la Legislatura y demostrarle al macrismo que no vamos a permitir que aprueben este proyecto.

Aunque muchos hablan de la unidad, la CET no hizo más que dividir a las y los estudiantes. Muchas y muchos querían quedarse exigiéndole explicaciones a los aprendices de dinosaurios que asesoran a Ferraro, Larreta y Acuña, pero se repitió un nuevo capítulo de la conducción (no votada) del movimiento estudiantil terciario, que lejos de salir a enfrentar al Gobierno en unidad con las bases y en el momento que hay que hacerlo, prefirió esperar y respetar el “calendario” que ellos mismos se votaron.

El saldo es evidente: una marcha vaciada, notablemente menor a las anteriores, en calles internas, donde nadie la vio, a las puertas de una Legislatura ya vaciada, para hacer un acto donde hablaron unos pocos en representación de todas y todos, pusieron “Los Redondos” para agitar un rato con el pogo juvenil y el cierre magistral con el himno… La rutina de los “planes de lucha” del kirchnerismo.

Desde la 9 de abril en los profesorados, sostenemos que todos estos meses de lucha son una muestra de que estamos decididos, así como el Gobierno está decidido a votar la UniCABA, a enfrentar hasta las últimas consecuencias este ajuste. Pero que la única forma que tenemos de hacerlo, es preparándonos para medidas a la altura, que tienen que votarse en las asambleas y ser expresión de la voluntad de los miles de estudiantes que somos parte de los profesorados.

Entramos en la recta final. Si el macrismo sigue con su plan, a principios de noviembre pondrían a votación este proyecto, en medio de otras votaciones importantes como la de los presupuestos, nacional y de la Ciudad. Van a reflejar claramente las políticas de ajuste impuestas por el FMI y los organismos internacionales.

Nos están saqueando. Por eso nuestra lucha no puede ser solo por tirar abajo la UniCABA, sino también contra estos presupuestos de hambre y miseria. Hay que redoblar las medidas de lucha, discutir en cada profesorado las tomas y preparar una jornada de lucha para el 24 y 26 rodeando el Congreso y la Legislatura como lo hicimos en diciembre para frenar la reforma previsional. ¡Las fuerzas están!

Refundar nuestras herramientas de organización

En esta segunda parte del año ya comienzan a organizarse las elecciones a consejeros directivos y de centros de estudiantes en distintos profesorados. Lo que se pone en discusión este año más que nunca, es qué tipo de centros necesitamos. Si son una “chapa vacía”, una bandera en una marcha y una foto para subir a facebook o una verdadera herramienta de lucha y organización de todas y todos los estudiantes, que funcione de manera democrática, que se juegue a que la participación sea cada vez mayor, que genere espacios donde las y los estudiantes realmente puedan decidir.

Los métodos que vienen manejando las organizaciones que conducen la CET como Patria Grande, Nuevo Encuentro o Cienfuegos provocan el cansancio de cientos de estudiantes que no sienten parte de sus propios centros porque ven como muchas veces se decide todo a espaldas de los estudiantes, porque ven que el discursos que sostienen es el de la “unidad” pero cada iniciativa que sale desde las bases es boicoteada por estas organizaciones y no se contentan solo con desconocer estas iniciativas, sino que además, todo lo que surja del activismo independiente que se desarrolló este año como parte de la lucha, lo atacan.

Desde la 9 de Abril peleamos por verdaderos centros como espacios políticos de lucha y organización de todas y todos los estudiantes, que funcionen de manera democrática, que sean independientes de todos los partidos gobernantes y de las autoridades, que luchen por la educación, los derechos de las mujeres, contra el ajuste y en unidad con las y los trabajadores. Queremos pelear por refundar los centros y arrebatarles a estas burocracias estudiantiles que son un verdadero freno para la lucha de las y los estudiantes.

Por eso, como lo estamos haciendo en el Joaquín V. González y en el Alicia M. de Justo somos parte de listas en común que impulsamos junto a estudiantes independientes y otras organizaciones, queremos refundar los centros, por eso desde la 9 de Abril propusimos que estas listas estén organizadas con un programa en común, planteando qué ideas y peleas nos unen. Así como los métodos con los cuales nos organizamos como lista pero que también utilizaríamos si ganaramos.

Uno de los puntos principales, del programa votado en plenarios abiertos, es la independencia política. Estamos convencidos de que para ganar no podemos ir detrás de los partidos tradicionales, ellos ya demostraron cuales son sus verdaderos intereses como Cambiemos que es gobierno y lleva adelante un brutal ajuste o el peronismo/kirchnerismo que le vota las leyes y ahora se prepara para votarles el presupuesto 2019. Los mismos partidos que nos negaron a las mujeres nuestro derecho a decidir… ¡no podemos confiar en ellos! por eso los centros tienen que ser independientes. Pero además nuestras listas proponen que las asambleas sean soberanas, que sean los lugares donde realmente se decida todo y no en mesa chica. Proponemos además: la revocabilidad, es decir que si algún candidata/o de la lista no cumple con el programa y el método acordado su puesto sea revocable y otra/o compañera/o ocuparía ese lugar. Esta es la perspectiva que defendemos desde la “9 de Abril”, ¡sumate vos también a dar estas peleas con nosotras/os!



Source link