"Ser los estudiantes que cuestionen todo, poner nuestros conocimientos al servicio de los trabajadores"

0
123


Se comparte una entrevsintoniademos.org a los referentes de La Izquierda en Derecho de las elecciones estudiantiles en la Facultad de Derecho UBA.

Continúa el ciclo de entrevistas, en el marco de las elecciones estudiantiles en la Facultad de Derecho UBA, donde la semana próxima se votará para elegir la Conducción del Centro de Estudiantes del entrante año.

En esta oportunidad, la palabra la tiene el Frente de Izquierda (PO + PTS), con sus candidatas Adri Bilbao y Eve Cano.

-¿Cómo están viviendo la campaña?

Nosotros queremos hacer una campaña que implique una denuncia muy fuerte al saqueo que está haciendo el gobierno de Macri, los empresarios y los especuladores en complicidad con el PJ. Por eso decimos más plata para educación, ciencia, salud trabajo, y no plata para la deuda! Fuera el FMI.

Como estudiantes, sabemos que también somos trabajadores, y vemos que esto aumenta la deserción, a muchos estudiantes también les cuesta ingresar a la Universidad Pública, volviéndola más elitista. Sabemos por diferentes datos que cada 4 que ingresan, 3 tienen que abandonar, por lo costosos que son los viajes, porque no hay becas integrales. Nosotros decimos que tiene que haberlas, tocando las grandes fortunas del 1% de la población argentina.

Al mismo tiempo, vemos que acá hay una situación muy concreta: hay docentes precarizados, porque en toda la Universidad hay 20.000 docentes ad honorem, en Derecho hay 2000, como no están registrados los números son aproximados, pero son docentes que ponen la cara, vienen al aula a dar clases y después no perciben ningún salario.

El acuerdo con el FMI trae aparejado mayor miseria para todos y un ajuste que no va a pasar sin represión. Por eso nuestra campaña esta relacianada con la necesidad de no pago a la deuda.

Quieren venir por nuestro futuro, la pelea es ahora y en las calles, no podemos esperar al 2019 como dicen los kirchneristas.

-¿Cómo caracterizan a la Facultad de Derecho?

Acá hay particularidades: la Franja Morada, la Nuevo Derecho y el Peronismo, son el gobierno universitario. No nos olvidemos que Barbieri era candidato a Ministro de Educación por Scioli, el mismo que está en el gobierno de la UBA; y acá en Derecho es un gobierno sumamente radical y pro, de coalición, que hizo que ingresen los postgrados pagos, ósea un montón de materias de nuestra carrera pasaron a ser pagas, con un arancel que tenés que pagar $20.000 o $30.000 para poder cursarla, degradando nuestra carrera.

Al mismo tiempo, son los tipos que las mantienen las privatizadas, con las concesionarias, haciendo que vengan los bancos, empresas, y generando que la última decana que tuvimos pueda decir, cuando se votaba el 0% de presupuesto educativo en 2016, que Derecho se podía mantener sola. ¿por qué? Porque hay 300 millones de pesos que maneja la Facultad, el gobierno radical, y no sabemos a dónde se destina.

Además, nosotros hacemos un cuestionamiento al contenido de la carrera: quieren abogados que luego defiendan los despidos, puedan justificar el maltrato a los trabajadores, la persecución sindical, etc. Hay una cuestión donde el Poder Judicial tiene mucho poder dentro de la Facultad, y necesitan abogados que mantengan y defiendan a los poderosos.

-¿Ven a la Facultad aislada del resto de la UBA? ¿Por qué? ¿Cómo se proponen cambiarlo?

Hay un saqueo enorme, concretamente lo vemos en el ataque a nuestra educación, a nuestra salud, que lo vemos con el cierre de los ministerios. Acá en esta Facultad se mantiene aislado porque es donde están los jueces, los fiscales, y son ellos los que mantienen el status quo, no son docentes. Hay cátedras en las que se tiene muchas comisiones y se cobra mucha plata, y por otro lado hay muchos docentes ad honorem que directamente no cobran nada.

La facultad se mantiene aislada por esa convivencia entre el gobierno en sí y los abogados que estudian y después defienden a los empresarios. Ellos, ante la crisis de Macri y los empresarios y la coalición opositora que asegura la gobernabilidad, que esperan que no nos enojemos con los tipos que nos están saqueando, se enfrentan a un conflicto concreto: la realidad está entrando en la facultad. Los estudiantes vienen con sus pañuelos verdes, naranjas, hay estudiantes que son despedidos de su lugar de trabajo, que son precarizados, y que ya no se callan más. En las cursadas hay muchos estudiantes que increpan a las agrupaciones de los poderosos, y empiezan a preguntar por qué no están hablando de lo que está sucediendo.

Eso es un dato novedoso, que sirve para decir también que acá hay un cambio de paradigma: en una universidad muy conservadora, con grandes dinosaurios, hay también una juventud que empieza a cuestionarlo todo.

-¿Cómo describirían su frente, cuál es el perfil de abogado que proponen?

Nosotros somos una agrupación que está relacionada con el PTS, Izquierda en Derecho, nos referenciamos con Miriam Bregman. Acá hacemos un Frente de Izquierda, con los compañeros del Partido Obrero, y principalmente lo que a nosotras nos identifica mucho es la independencia política. Nuestro partido no está relacionado con ningún empresario, con ningún político de turno. Somos trabajadores, somos estudiantes, somos mujeres que nos mantenemos de forma independiente. Y al mismo tiempo, somos anticapitalistas. Somos una agrupación que cuestiona todo lo establecido, a los poderosos en función de cómo está organizada la sociedad, creemos que vivimos en una sociedad para ricos, con una Justicia de clase y patriarcal, hay una casta que cobra sueldos muy abultados y cuentan con privilegios, mientras que estudiantes y trabajadores cobran sueldos devaluados hoy en día con el dólar a 40, y salarios de miseria que no llegan a fin de mes.

En ese sentido, cuestionamos la justicia, por ejemplo, cuando fue el voto de los Senadores, en el que se aprobó el aborto clandestino. Cuestionamos que 38 senadores decidan sobre millones, nosotros decimos que eso hay que cambiarlo: tiene que haber una Cámara Única, donde se definan las decisiones más importantes. Queremos un gobierno de los trabajadores, y al mismo tiempo también decimos que nosotros no queremos que haya un Juez, sino que queremos ampliar y multiplicar los Juicios por Jurado, y que todo juez sea revocable y que cobre como un trabajador.

Nosotros formamos parte también del CEPRODH (Centro de Profesionales por los Derechos Humanos), en donde se expresa el perfil de abogado que queremos ser. Nosotros no queremos poner nuestros conocimientos al servicio de esos empresarios, queremos ser los estudiantes que cuestionen todo, y poner nuestros conocimientos al servicio de los trabajadores, de la lucha, de las mujeres, de la juventud. Desde el CEPRODH lo que hicimos fue suspender el tarifazo del subte: presentamos un amparo y logramos que se suspenda el tarifazo. Eso es un ejemplo de lo que queremos hacer con nuestros conocimientos, la razón por la que nos formamos.

Defendemos el derecho a huelga de los trabajadores del subte, estuvimos con la familia de Santiago Maldonado, contra el espionaje ilegal de Bulrrich, somos querellantes de la causa. Somos partícipes de los juicios a los genocidas, y vemos que los empresarios en los ’70, financiaron la dictadura generando que desaparezca una generación entera que quiso transformarlo todo y en ese aspecto, nosotros queremos poner nuestro conocimiento para vencer. Creemos que los trabajadores, los estudiantes, las mujeres, en alianza, podemos transformar la sociedad y crear algo nuevo y distinto.

En esta Facultad, en ese sentido, cuestionamos el contenido empresarial de nuestra carrera. Creemos que es posible dar una visión útil de poner en servicio nuestro conocimiento para las causas más justas: defender el derecho a huelga, a los trabajadores que son perseguidos sindicalmente, a los presos políticos, los presos por la represión.

En este momento, Miriam Bregman preside la Comisión contra la Violencia Institucional, nosotros formamos parte y estamos elaborando informes, particularmente sobre la represión que sufrieron las mujeres después de la marcha de Ni Una Menos, en 2016, que fue brutal y hubo un ensañamiento terrible sobre el cuerpo de las mujeres, donde el trato fue totalmente inhumano.

Somos parte del proyecto que presentamos para la separación de la Iglesia del Estado.



Source link