“Si el acceso de los jóvenes a la educación está limitado, al deporte ni hablar”

0
41


Laucha y Fran viven en Lugano 1 y 2, cerca de lo que fue hasta hace unos días la “Villa Olímpica”. Finalizados los juegos, cuentan cómo está el barrio y las condiciones de vida para quienes no tienen acceso a casi nada

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 dejaron un saldo de 32 medallas para deportistas argentinos. Pibes y pibas que pusieron todo de sí y participaron del evento con la ayuda de sus familias, sus amistades y gente allegada. Como varios denunciaron, el Estado no les dio ayuda de ningún tipo. Tuvieron que hacer todo a pulmón.

Pero además de esto, otra realidad quedó evidenciada: la de las dos caras de una ciudad que puede costear eventos magníficos, con shows impactantes y cientos de artistas, con la construcción de una Villa Olímpica que albergó a 7.500 personas (entre deportistas y miembros de las delegaciones), mientras la juventud que vive en los alrededores de esas construcciones no tiene acceso al deporte ni a la vivienda propia y es perseguida cotidianamente por la policía en el barrio.

La Izquierda Diario habló con dos jóvenes que viven en el barrio Lugano 1 y 2, cerca de la Villa Olímpica de Soldati.

¿Cómo la relación cotidiana con la Policía en el barrio?

Laucha- El día a día es bastante complicado, porque no sabés cuándo te los vas a cruzar y que te paren a revisarte. Habitualmente me pasa a mí, a mis amigos, conocidos y también lo veo con los demás pibes del barrio. Comenzó a pasar en 2011 con la llegada de Gendarmería al barrio, como parte del “Plan Unidad Cinturón Sur”. Desde ese año hasta ahora pasamos por Gendarmería, Policía Federal, Metropolitana, Prefectura y Policía de la Ciudad. En determinadas épocas esto se potencia y las requisas se vuelven más intensas, sospecho que por órdenes de “arriba”. Buscan hasta la más mínima excusa para llevarte. En algunos lugares donde paraban muchos pibes, ahora para la Policía.

Fran- En Lugano siempre estuvieron las camionetas y autos de la Prefectura o de Gendarmería. Este año aumentó más aún la cantidad. Constantemente sufrimos agresiones por parte de ellos. Nos detienen de civil, sin identificarse. Detienen y se llevan a menores que cursan en el secundario del Lola Mora, un colegio artístico de Lugano 1 y 2 que también tiene terciario. A partir de cursar ahí yo empecé a conocer más experiencias similares que tuvieron compañeros y compañeras del Lola Mora y a vivirlas más seguido.

¿Cambió algo a partir de la construcción de la Villa Olímpica?

L- Gendarmería se había retirado del barrio y ahora con la Villa Olímpica volvieron. Hay carpas con controles donde están con fusiles en mano y hasta una base de Gendarmería con dos trailers adentro del parque de las Victorias, frente a la Villa Olímpica. No solo eso, sino que hicieron una nueva comisaría frente a la Villa Olímpica, que la construyeron en muy poco tiempo, que ya está funcionando tiempo antes que inicien los juegos, y otra más en construcción sobre Ana Díaz ingresando al barrio.

F- También hubo desfinanciamiento de la educación y la salud. Por ejemplo la salita en la cual murió un pibe por falta de atención en el lugar. No había ambulancias ni médicos preparados para emergencias. Mismo el Hospital Grierson, que no cuenta con lo suficiente para cubrir las necesidades básicas de salud para la comuna 8. Los colegios y profesorados de la zona se deterioran cada vez más, no les destinan presupuesto.

Leé también Lugano: muerte evitable en la salita de salud del barrio->https://www.laizquierdadiario.com/Lugano-muerte-evitable-en-la-salita-de-salud-del-barrio]

¿Esa construcción trajo algún beneficio para los jóvenes que viven en Lugano?

L- No, más bien complicaciones. Desde 2016 venimos con obras en el mismo lugar. Las calles las rompieron varias veces. Hicieron lomas de burro que después sacaron y volvieron a romper. Lo mismo con las veredas. Hay partes del barrio que no se inundaban y ahora sí. Otro ejemplo son los canteros que hicieron dentro del barrio, llenos de plantas que habrán costado una fortuna, que después al no tener mantenimiento se hicieron un pastizal y terminaron sacándolas. Las partes más complicadas fueron las avenidas principales: Roca, Escalada y Cruz, donde rompieron muchísimas veces el pavimento. Las obras generaron problemas de drenaje y se forman charcos constantemente.

Al tránsito muchas veces lo desviaban por encima del boulevard con puro barro. Hubo algunos choques en Roca por esto, y varias caídas de motos. Encima la avenida Roca estuvo prácticamente un año sin luz. Una avenida totalmente oscura y sumada a la mal señalización era un peligro. Lo peor de todo era que en un momento ya los edificios de la Villa Olímpica tenían luz, y permanecían prendidas durante la noche gastando luz innecesariamente, mientras en la avenida no había una gota de luz, recién unas semanas previas al inicio de los juegos comenzaron a funcionar.

¿La gente del barrio, en general, alquila o es dueña de su vivienda?

F- La gente que es dueña de su vivienda es gente muy grande. Por ejemplo mi abuela, Inés, tiene 80 años y hace veinte que sigue pagando el departamento por un plan muy viejo. La mayoría tenemos que pagar alquileres que superan los $ 14 mil, sin contar expensas y servicios (dos dormitorios, baño, comedor, cocina).

¿Creen que después del evento las viviendas de la Villa Olímpica van a servir para que las puedan usar personas que no tienen casa propia?

L- Las viviendas ya salieron sorteadas. Tuvieron prioridad agentes de la Policía de la Ciudad. Se suponía que iban a ser entregadas como vivienda social para los vecinos, pero en realidad hicieron un negocio enorme con las obras y también de forma inmobiliaria, ya que se venden como cualquier otro departamento.

¿Por qué opinan que pasan estas cosas en los barrios y en particular con la juventud?

L- La persecución policial “por tenencia de drogas” y “delincuencia” es una lavada de cara. Lo hacen para justificar su presencia en el barrio. Agarran consumidores para hacer números, pero los peces gordos están a la par de ellos haciendo fortunas a costa de la marginalidad de los consumidores. Así se siguen beneficiando con el negocio, siendo ilegal vale más en el mercado. Los bunkers de venta están a la vista de todos. Hasta se hace fila. ¿Me van a decir que la Policía todavía no encontró estos lugares? ¿Con toda la tecnología y el presupuesto que les destina el Estado?

¿Cómo piensan que podría cambiar?

L- Principalmente con educación, vivienda, salud y trabajo. Eso es lo básico y justamente lo que falta, no solo en el barrio sino a nivel nacional. Lugano es uno de los barrios donde más vacantes se necesitan para las escuelas. ¿Qué futuro pueden tener esa juventud si no tiene acceso a la educación? ¿Qué trabajo pueden llegar a conseguir sin tener una educación mínima?

Mismo para salud, se tiene que destinar un mayor presupuesto para que tengamos acceso todos, no puede ser que la gente siga muriendo por cosas tan elementales con todo el avance tecnológico que existe y los profesionales que hay.

Yo, como muchos amigos y la mayoría de la juventud, estoy sin laburo. Y no porque no busquemos sino porque no hay. O si los encontrás tenés que competir con la gran masa que está igual que vos, peleándose por un salario basura. Mientras algunos trabajan hasta doce horas, muchos otros no tenemos trabajo. Si trabajáramos seis horas, habría el doble de vacantes laborales, obviamente con un salario mínimo que alcance para vivir. Si falta plata para cubrir todo esto, que se la quiten a los grandes empresarios que viven de la minería, del petróleo, los que viven de las grandes obras de construcción, los grandes rentistas, etc. No quiero que sigan unos pocos amasando fortunas a costa de que vivamos en la miseria.

¿Cómo describirían las políticas de deporte para la juventud del Gobierno?

L- El skatepark de lugano lo hizo el Gobierno de la Ciudad pero se consiguió con todo el movimiento de skaters que hubo hace mucho tiempo en el barrio. Llevó mucho trabajo de junta de firmas, intento de armarlo en el Parque Roca. Se armó y quedó ahí. Está muy desgastado, no tiene mantenimiento ni nada. El acceso de los jóvenes al deporte está limitado. Si ya está limitada la educación, ni hablar del deporte. Para disciplinas olímpicas es prácticamente nulo, la mayoría no debe ni conocerlo. No hay lugares de libre acceso para practicarlo o para verlo en persona. El único deporte que se practica en todos lados es el fútbol, porque con una pelota y un pastito lo puede jugar cualquiera, es económico. Pero ya algo como un skate es más caro, no tiene acceso mucha gente. Incluso a los pibes que pudieron llegar a participar de los Juegos, ahora los felicitan por ganar medallas, pero todo el esfuerzo lo tuvieron que hacer ellos. Los dejaron re tirados. A los juegos olímpicos se podía acceder gratis, pero había que registrarse semanas antes por internet.

F- A mi me pasó y a varies compañeres también, de tener que dejar de estudiar para salir a trabajar porque no nos alcanza con la ayuda de nuestros viejos, porque los alquileres y servicios (gas, luz, agua) cada vez son más caros. Imaginate con lo difícil que está todo si vamos a tener tiempo y la información para entrar y averiguar eso.



Source link