Sigue el saqueo: el FMI aprobó un nuevo desembolso por U$S 10.800 millones

0
217


Así lo confirmó el Directorio de ese organismo. Bajo la tutela del organismo internacional el gobierno de Macri y los gobernadores peronistas aplican un brutal ajuste.

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional aprobó este viernes, tras una reunión de una hora y media, un nuevo desembolso de U$S 10.800 millones que llegará en los próximos días al Tesoro. Repitiendo el discurso de Cambiemos, el organismo señaló que hay indicios de que la recesión “ha tocado fondo”, sin embargo los distintos indicadores tanto oficiales como de consultoras indican lo contrario. En un comunicado difundido tras una reunión realizada este viernes el organismo pide “prudencia en la ejecución de los gastos”, es decir le exige que refuerce el ajuste. A su vez, señala que “los resultados en términos de la inflación han decepcionado”.

La economía local se encuentra atravesada por una fuerte crisis, por fuera del sector agropecuario son muy pocos los sectores que ofrecen alguna perspectiva de recuperación. La directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, dijo que “las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto. El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente están disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018, pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres. Sin embargo, la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”. Lagarde agregó: “El gobierno argentino dio muestra de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PIB se encuentre en una trayectoria sostenible, reduciendo el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada en el programa”.

Cambiemos no para de sumar indicadores que dan cuenta de la recesión que atraviesa el país, como el ingreso tributario que registró una caída. Al respecto en el comunicado el FMI señala que “a la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario. Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y la gestión de deuda.” De esa forma el organismo presidido por Lagarde pone en aviso que será necesario redoblar el plan de ajuste para cumplir con lo acordado.

Con el desembolso recientemente aprobado ya suman casi U$S 40.000 millones otorgados por el organismo, de un total previsto de 57.600. A la espera de la lluvia de dólares que nunca llegó y la liquidación de los agroexportadores, el nuevo desembolso ayuda a Cambiemos a tratar llevar tranquilidad a los “mercados” y evitar una nueva corrida contra el peso que dispare la moneda local en tiempos electorales. Aparte de esta nueva ayuda cuenta con U$S 60 millones diarios que podrá licitar con el mismo objetivo.

Mientras que el FMI felicita a Cambiemos la economía registró una caída en enero del 5,7%, se destruyeron 260 mil empleos registrados en el último año, y la pobreza llegó a la cifra récord de 32 %. Mientras que dice que la recesión “ha tocado fondo” exige avanzar en reformas, es decir profundizar el ajuste. Para cumplir con las metas del FMI ya sea renegociando el acuerdo o no se deberá afectar las condiciones de vida de los trabajadores y sectores populares. Por esto es urgente para la clase trabajadora pelear por imponer un programa de emergencia ante la catástrofe que provoca el gobierno de Macri, y que todos los candidatos que no piensen romper con el FMI se prepararan para continuar.



Source link