Silvia Roggetti: 19 años de impunidad

0
135


Silvia Roggetti era Profesora de Educación Física, que eligió la patagonia para dar clases en la escuela pública. Reclamó junto a su escuela que no se podía dar clases en un edificio en obras. Falleció víctima de un crimen social provocado por el Estado. Se cumplen 19 años de impunidad en la que la comunidad educativa recuerda su memoria y la lucha por la educación pública, libre, científica y gratuita.

Silvia Roggetti era Profesora de Educación Física, que eligió la patagonia para dar clases en la escuela pública, en el oeste de la capital neuquina, Villa Ceferino. LLegó desde González Chávez (provincia de Buenos Aires) tenaz y sensible a la situación de sus estudiantes. Reclamó junto a la comunidad de la escuela N°197, la situación absurda de dar clases en un edificio en obras. Victima de uno mas de los crímenes sociales provocado por el Estado, se cumplen 19 años de impunidad en la que la comunidad educativa recuerda su memoria y la lucha por la educación pública, libre, científica y gratuita.

Estado criminal

Hace 19 años en la capital neuquina madres, padres, estudiantes, auxiliares y docentes de Villa Ceferino descargaron el dolor con la furia de los tiempos posneoliberales de Menem-Cavallo-De La Rua, furia anticipatoria de lo que se avecinaba en el país para fines de aquel año. El motivo fue que los médicos confirmaron la muerte de Silvia Roggetti, la profesora de educación física de la escuela primaria N°197 gravemente herida por un hierro de la obra de construcción en el patio donde trabajaba.

Masivas movilizaciones expresaban el repudio a la entonces Secretaria de Educación del gobernador Sobisch, Graciela Carrión de Chrestía. El Estado en su conjunto junto a los medios oficialistas, bosquejaron declaraciones y noticias que iban desde “un absurdo accidente fatal” hasta la “negligencia”, con el fin de ocultar la responsabilidad del gobierno del MPN en el crimen social cometido y que acabó con la joven vida de Silvia.

El poder judicial cumplió su parte archivando casi inmediatamente la denuncia penal, sin ningún culpable. Y el partido, con décadas gobernando la provincia, premió con la diputación al principal blanco de la bronca y aun mantiene contratos con la empresa constructora, responsables de aquel hecho.

Años antes la comunidad de Neuquén había derrotado en las calles la LFE (Ley Federal de Educación), y el cutralcazo había expresado que el experimento neoliberal de atacar a los trabajadores y a la gran mayoría del pueblo, en beneficio de una pequeña porción de ricos, famosos y de la casta política que nos gobierna, era declarada inaceptable por las masas en las calles y rutas.

La comunidad de la escuela primaria N°197 había reclamado por años la unión de las dos alas edificadas, por un necesario SUM (Salón de Usos Múltiples) que protegiera de las inclemencias del tiempo a los actos, las clases de educación física y los recreos. Desde que se iniciaron las tareas de ampliación, las y los docentes protestaron, con el apoyo de madres y padres, exigiendo la suspensión de las clases, mostrando a las autoridades los diferentes motivos por los que era un absurdo continuar, obligatoriamente y bajo apercibimientos, dando clases en esas condiciones.

La calidez, tenacidad y disposición de la profe Silvia, reconocido por sus familiares, compañeras y compañeros, por madres y padres y, especialmente, por sus estudiantes, fueron motores para salir a expresar en las calles la bronca de que, como en su caso, son siempre los trabajadores los atacados e incluso culpabilizados por el aparato estatal.

19 años de lucha

Todos estos años que transcurrieron tras la muerte de Silvia nos devuelven el aprendizaje de que la escuela pública es mas que un edificio con estudiantes y docentes. La escuela es la comunidad educativa en su conjunto.

En aquellos años la lucha por sostener y defender la educación pública fue continuidad de las luchas contra la reforma educativa del menemismo. La comunidad educativa y los gremios estatales confluían contra el ajuste y el saqueo.

Hoy, las conducciones gremiales, cortaron el enlace con la comunidad, son conciliadoras y garantizan la paz social.

En estos 19 años los “accidentes” continuaron en las escuelas por la hipocresía del gobierno y sus funcionarios y funcionales, que están dispuestos siempre al ajuste contra los trabajadores y el pueblo oprimido, y al enriquecimiento propio de la casta política y burocrática.

Este año una maestra sufrió la caída del cielo raso sobre su cabeza y debió ser internada. Sin embargo la conducción kirchnerista de aten (Espacio TEP), llamó a un paro con la única intención de descomprimir ya que no tuvo ninguna continuidad en espacios como asambleas que permitan organizar el reclamo por la situación crítica de los edificios o los magros seis pesos por estudiantes por día para el refrigerio.

Incluso la Ley Federal de Educación, rediseñada en LEN (Ley Educativa Nacional) durante el kirchnerismo, es llevada adelante por la dirección gremial en connivencia con el gobierno del MPN, a pesar de que en las asambleas, la gran mayoría de docentes votó contra la LOEP (Ley Orgánica de Educación Provincial- supeditada a la LEN), y que en estos momentos aumenta el rechazo en las escuelas medias, entre madres, padres, estudiantes y docentes, ante el ataque laboral, previsional y educativo que conlleva esta reforma.

Un método semejante al que despliega la celeste (PJ-K) en la CTERA. Calla mientras trabajadores de la educación son reprimidos cuando luchan por mejores condiciones, como sucedió en Chubut. Hace paros testimoniales como con el crimen social de Sandra y Rubén en la provincia de Vidal el año pasado. O, como sucedió con el fusilamiento de Carlos Fuentealba, que no llamaron ni siquiera a un paro.

En pleno saqueo, con el FMI dirigiendo el ajuste, las reformas laborales y previsionales son contra todas y todos los trabajadores. Solo en un año con la adenda acordada entre Pereyra, las petroleras y los gobiernos de Macri y el MPN, firmada contra los derechos laborales, se llevó la vida de ocho trabajadores. Y los ajustes en educación privilegian la baja del costo laboral para los empresarios y el aumento de la precarización y los riesgos, sobre todo para las y los jóvenes trabajadores.

Conmemoramos un año más de lucha por justicia para Silvia Roggetti, denunciando que el gobierno destruye a conciencia la educación pública y con la exigencia a aten de asambleas y reuniones de delegados para construir un plan de lucha, que nos una a la comunidad y los sectores en conflicto con el Estado y los patrones, para derrotar la reforma educativa en todos los niveles y las reformas laborales y previsionales, que tienen los gobiernos nacional y provincial en agenda para descargarla contra el pueblo trabajador.

El mejor homenaje a Silvia Roggetti y a todas y todos los caídos en diferentes circunstancias por crímenes de Estado, es empezar a construir la herramienta que enfrente al FMI, no pague la deuda externa, por usurera e injusta, y destine todos los recursos para la salud y la educación, públicas, gratuitas, científicas y libres a disposición de las grandes mayorías de explotadas y explotados.



Source link