Sin ajuste para especuladores: se duplicó el peso de la deuda en el presupuesto

0
91


Según un estudio de ITE-Abdala, los intereses de deuda duplicaron su participación en el presupuesto de la Administración Nacional durante el gobierno de Macri, pasando de 8 % a 16 %.

El informe elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía, Germán Abdala, indica que al mismo tiempo que se aceleró el peso de los intereses de deuda en el gasto del Estado hasta duplicarse en sólo dos años, se están subejecutando importantes programas contenidos en el Presupuesto durante la primer mitad de 2018.

“Estos datos sugieren un aspecto central de los procesos de endeudamiento público. A medida que se acumula un peso creciente de pasivos, los intereses asociados a esta deuda comienzan a dominar la prioridades del gasto público, limitando las capacidades del gobierno para responder a necesidades básicas de la población”, concluye el informe.

Avanzan los intereses de deuda

Según el análisis, hay tres cambios fundamentales en el presupuesto público desde el año 2015: una reducción el gasto en energía y gas producto de su traslado al precio final que pagan los consumidores, denominado comúnmente como “tarifazos”; un incremento fenomenal del peso de los intereses de deuda ; un incremento de la participación de los gastos en seguridad social, aunque a un ritmo mucho menor que los intereses de deuda.

1) Ajuste de tarifas

El informe señala que el ajuste en las tarifas a los servicios públicos (principalmente energía, gas y transporte), implicó un notable incremento en el precio final que pagan los consumidores. De este modo, la participación del gasto en energía y gas pasó de explicar el 13 % del presupuesto público durante el primer semestre de 2015 a solo el 4 % para el primero de 2018.

2) Duplicación del peso de intereses de deuda

“El crecimiento en los pasivos públicos dio paso a una creciente incidencia de los intereses de deuda por sobre la mayoría de las partidas del gasto público. En estos últimos tres años, su participación se llegó a duplicar, colocándose en segundo lugar luego del principal componente del presupuesto público, la seguridad social”, analiza el informe.

Los intereses habrían pasado del 8 % del gasto total devengado en 2015 al 16 % en el primer semestre de 2018 (considerando entonces sólo los “servicios” del endeudamiento, no la deuda en su conjunto cuyo peso es aún mayor).

3) Seguridad Soclal, en las puertas de una reforma estructural

“El tercer componente que logró ganar participación, aunque en menor medida que los intereses de la deuda, fueron las partidas que integran la seguridad social. Si bien en parte se debió a los efectos de la Ley de Movilidad jubilatoria “heredada” del gobierno anterior, los cambios más relevantes se producen con la incorporación del pago de juicios previsionales mediante lo que el gobierno denominó “Reparación Histórica””, señala el informe de ITE- Abdala.

“Las consecuencias de este programa se extienden más allá del corto y mediano plazo, e inducen al consumo casi completo del Fondo de Garantía de la Seguridad Social”.

“El gobierno intentará impulsar en 2019 una reforma previsional. Aumento de la edad jubilatoria, incremento en la cantidad mínima de años de aportes, nuevas reglas (mucho más austeras) de movilidad y cambios en el tipo de administración del sistema conforman un sombrío programa de reforma que se discutiría el año que viene”.

Te puede interesar: El Gobierno prepara un nuevo ataque a los jubilados

El 70 % de los programas sociales está subejecutado en 2018

Desde el Instituto alertan también por una reducción del gasto en programas sociales en relación con el ya bajo presupuesto asignado para este año.

El presupuesto nacional está compuesto por más de 500 programas, los cuales se agrupan en 5 finalidades de gasto. La principal de ellas es Servicios Sociales.

“Si analizamos cada uno de estos programas en términos de su grado de ejecución (esto es, la relación entre lo que se lleva gastado y el presupuesto anual de cada partida) se destaca que, en la primera mitad de 2018, el 70 % de los programas sociales se encuentran subejecutados. Esto se debe a que, transcurrida la mitad del año, se ejecutaron menos de la mitad de los presupuestos de cada partida”.

Esta situación también ocurre en el resto de las finalidades. Las de Administración Gubernamental, Defensa y Seguridad y Servicios Económicos presentan alrededor del 75 % de los programas subejecutados. En el caso de Deuda Pública solo la mitad de los programas se encuentra en esta situación. Sin embargo, el programa para pago de los intereses de la deuda pública concentra el 99 % del gasto en esta finalidad, y cuenta con un adecuado ritmo de ejecución del 57 %.

“De este modo, queda claro que este rubro comienza a ser la prioridad dentro del presupuesto nacional. El cronograma de pagos de los intereses se cumple a costa de la subejecución de partidas del resto de las finalidades”, señala el informe.

Provincias al rojo vivo

En este marco de tendencias alarmantes en cuanto a la prioridad esencial del cumplimiento “soberano” del pago de deuda pública a costa de partidas sociales, otro informe revela la fuerte exposición de algunas provincias a cambios macroeconómicos debido a su altísimo nivel de endeudamiento en dólares

Según un informe de Delphos Investement publicado El Cronista entre las provincias que tienen el mayor porcentaje de deuda en dólares se encuentran Santa Fé (99 %) y Córdoba (95 %). Le siguen Chubut (86 %), Buenos Aires (76 %), Neuquén (70 %) y La Rioja (66 %). La que menor peso tiene es Chaco con el 35 % de deuda en dólares.

De conjunto, las perspectivas luego del acuerdo con el FMI sólo muestran escenarios de mayor devaluación, inflación y caída de la actividad económica, sumado a un espiral imparable de deuda tanto nacional como provinciales.

Te puede interesar: Una de terror: la historia de Argentina y el FMI



Source link