Sin "déficit cero" para los especuladores

0
41


Por un DNU publicado ayer, Cambiemos incrementó el gasto de este año de más de $400 mil millones, la mitad es para pagar intereses de deuda.

Por un decreto de necesidad y urgencia (DNU) publicado ayer, Cambiemos incrementó el gasto de este año de más de $400 mil millones, la mitad es para pagar intereses de deuda. Según el decreto, debido a que “durante este año se observó un nuevo contexto internacional que implicó una mayor volatilidad de las variables financieras, del tipo de cambio y de los índices de precios tomados en cuenta al elaborar el Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2018.” (…) y que, “las nuevas circunstancias exigen adoptar medidas urgentes para adecuar el nivel de ingresos y gastos y simultáneamente, acelerar la consolidación fiscal y no generar mayores desbalances.” (…) “resulta necesario adecuar el presupuesto vigente”.

Antes de desarrollar en tres anexos de más de 500 carillas el detalle acerca de la ampliación del gasto señala que “las medidas que se adoptan permiten alcanzar la meta fiscal de 2018 (acordada con el FMI) equivalente a un déficit primario de DOS COMA SIETE POR CIENTO (2,7 %) del Producto Interno Bruto (PIB).”.

Si bien la modificación intenta ser presentada como un reajuste necesario para “incrementar los créditos presupuestarios destinados a atender los haberes del personal de la Administración Pública Nacional”, lo cierto es que del aumento del gasto en $ 412.752 millones se destinarán $201.068 millones, casi el 49% a pagar servicios de la deuda pública. Queda claro cuáles son las prioridades, “es menester modificar los créditos vigentes correspondientes al SERVICIO DE LA DEUDA PÚBLICA para posibilitar la atención de los servicios financieros de la deuda pública correspondientes a comisiones, intereses y amortizaciones del presente ejercicio.” puntualiza el DNU.

Sin embargo, los especuladore no serán los únicos beneficiados. Debido a la devaluación de agosto que disparó el dólar, las empresas prestadoras de servicio de gas acusaron un incremento de costos que “no podrían afrontar”, motivo por el cual deberían ser “compensadas” con un cobro extra que sería abonado en las facturas por todos los usuarios. La bronca no tardó en estallar, mientras los trabajadores tienen un salario real cada vez más deteriorado, de acuerdo al centro CEPA, en la zona metropolitana el aumento de la factura de gas promedio fué de 1.848 % desde diciembre de 2015. Las ganancias récords que muestran en sus balances contables empresas como Metrogas son prueba de ello.

Rápidamente se generó un fuerte repudio que cuestionó al Gobierno por sólo tomar medidas que beneficien exclusivamente a los empresarios. Antes de que el problema se convierta en algo inmanejable, desde el ejecutivo y los ministerios correspondientes tuvieron que dar marcha atrás. No con el pago a las empresas desde ya, sino con el abono que se pretendía que las familias hagan de forma directa. Debido a esto se anunció que de “forma excepcional” sería el Estado el que abonará la diferencia.

Como respuesta a los reclamos patronales se estableció en el DNU que debido a que “las volatilidades de las variables financieras y del tipo de cambio que tuvieron lugar este año pusieron en evidencia aspectos no contemplados en el régimen previsto hace más de VEINTICINCO (25) años en otro contexto.” (…) ”en ese marco, es necesario que el Estado Nacional asuma, con carácter excepcional, el pago de las diferencias diarias acumuladas mensualmente entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución de gas natural por redes y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1º de abril de 2018 y el 31 de marzo de 2019, generadas exclusivamente por la variación del tipo de cambio y correspondientes a volúmenes de gas natural entregados en ese mismo período.”.

Mientras el Gobierno defiende la meta del “déficit cero” y aplica un feroz ajuste con tarifazos y paritarias a la baja para cumplir con los condicionamientos del FMI no hay déficit cero para los especuladores, quienes cada día reciben más a costa de las condiciones de vida del pueblo trabajador.

Te puede interesar: La crisis económica y social que quieren tapar con la militarización del G20

Imagen * Enfoque Rojo



Source link