"Soy celeste, respetame": la frase de Mirtha a Jimena Barón para defender el aborto clandestino

0
76


“No te puedo respetar” fueron las palabras de la joven actriz a la conductora de la televisión.

Tensión al aire Jimena Barón y un tremendo cruce con Mirtha Legrand: “No te puedo respetar” – YouTube

Se puso picante la “mesaza” de Mirtha cuando al ver el pañuelo verde en la muñeca de Jimena Barón, declaró “yo soy celeste pero te respeto, respetame a mi vos también”.

El programa de la legendaria conductora fue otra vez escenario de críticas, después de haber dado lugar a las escandalosas declaraciones contra el derecho al aborto seguro y gratuito.

“No puedo respetar porque va en contra del respeto hacia las mujeres”, fue contundente la respuesta de la actriz que logró dejar en evidencia lo cínico del planteo de los celestes en torno a “salvemos las dos vidas”.

Te puede interesar: Fundamentalistas antiderechos lanzan el Partido Celeste

Las redes sociales fueron el lugar escogido por jóvenes que salieron a defender a la actriz que llevo el pañuelo que le dio color a la lucha por la educación sexual para decidir, los anticonceptivos para no abortar y el aborto legal para no morir.

“Hay vida, estás matando vida”, le respondió Mirtha sin siquiera molestarse en traer a colación algún tipo de argumento para su afirmación, como la mayoría de los provida en expusieron en el Congreso el 13J y el 8A.

Ni una menos por abortos clandestinos

El 8 de agosto fue la demostración empírica de que 38 senadores decidieron por la vida de las miles de jóvenes que ganaron las calles.

Mirtha, que pareciera tener oídos sordos a la demanda de miles que pelean por un derecho elemental, insistió con que su forma de pensar se debe a su educación católica y que como religiosa practicante no tenía pensado cambiar de posición.

Jimena, también se reconoció como católica entonces Mirtha, ni lenta ni perezosa, recordó que la iglesia se oponía a este derecho. Fue ahí cuando la actriz se refirió a esa institución como “un desastre” y destacó “lo que está pasando con los obispos y las violaciones”.

Mirtha, fiel a esa institución reaccionaria, le sacó peso diciendo que eso siempre había pasado. La respuesta de Jimena no se hizo esperar “entonces por eso tenemos que naturalizarlo?”, desafió.

Muestra de hasta dónde llega el repudio hacia esa institución y lo que plantea la necesidad concreta de organizarse para conseguir la separación del estado.

Leé también: Siete de cada diez personas quieren que el Estado deje de financiar a la Iglesia

Hace 50 años Mirtha Legrand inauguraba su ya clásico programa de los almuerzos, sus posiciones reaccionarias siempre generaron polémica. Desde allí se constituyó en una apologista de las políticas de las élites argentinas.



Source link