Tarifazo: las empresas y el Estado le roban a los usuarios

0
188


El Gobierno nacional y junto a él, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, están dispuestos a aplicar un tarifazo que afecta directamente el bolsillo de los trabajadores y estudiantes. Ya es normal escuchar a la gente decir que no va a poder pagarlo, porque sabe muy bien que sus salarios no aumentaron al mismo nivel que los servicios públicos.

Las empresas privadas que gestionan los servicios públicos se sabe que reciben millones en subsidios y estos han aumentado, pero a la vez aumentan también las tarifas que pagan los usuarios. Entonces, que se hace con la plata que reciben del Estado? ¿Cuanto le cuesta al Estado mantener estas privatizaciones? Estas empresas se llevan millones en ganancias con el lucro de los servicios esenciales.

En este sentido, Myriam Bregman y Patricio del Corro en el Frente de Izquierda presentaron en la Legislatura porteña un proyecto de ley para el congelamiento de las tarifas del subte y la creación de comisiones para la auditoria y balance tanto de los subsidios que recibe Metrovías, como sus ganancias y supuestas inversiones.

Un proyecto similar ha sido presentado en el Congreso Nacional por Nicolás del Caño respecto a todo aumento anunciado desde principio de año en energía eléctrica, transporte público, peajes, gas domiciliario, comunicación, agua potable y cloacas domiciliarias.

Contra estos proyectos, el Gobierno despliega su clásico accionar, acelera el trámite burocrático cuando se trata de leyes contra el pueblo, y pone trabas a sesiones especiales para debatir el proyecto de ley que presentó el Frente de Izquierda. El pueblo trabajador no puede esperar más.

Por eso mismo, la discusión de las tarifas implica un problema profundo y con ello, una salida. Las empresas privadas obtienen las ganancias de un servicio esencial que usa el sector mayoritario de la población que ve que sus condiciones de vida empeoran.

La situación del Subte en la Ciudad

Es una realidad que el servicio de Subte es casi indispensable para quienes tienen sus actividades diarias en la Ciudad, de estudio o trabajo. Hace meses que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) se propuso aumentar la tarifa, y desde ese momento el Ceprodh junto a los legisladores por el Frente de Izquierda Myriam Bregman y Patricio del Corro exigen que pongan a disposición de los usuarios y trabajadores la información y los números de cuánto le cuesta a la Ciudad mantener privatizado el servicio.

Para aumentar la tarifa debe cumplir un procedimiento estrictamente dispuesto que implica la realización de una audiencia pública poniendo a disposición la información y documentación relativa al Subte.

El GCBA pretende dar la imagen de que cumple con ello pero la audiencia pública se transforma en una mera formalidad si no se garantiza la participación de los interesados al ocultar información.

SBASE, sociedad del Estado que administra el Subte y el GCBA pretenden aumentar la tarifa pasando por arriba de derechos fundamentales relativos a la participación en las decisiones, el acceso a información precisa, clara, transparente, adecuada, veraz y oportuna como lo determina la Constitución de la Ciudad y la ley que regula el servicio de Subte.

Es por ello que el Ceprodh junto a las bancadas del Frente de Izquierda exigieron ello ante la Justicia porteña, la audiencia pública fue suspendida por la Justicia por contener irregularidades, frenando un tarifazo que, como vemos, es ilegitimo: la tarifa no puede ser aumentada sin ponerse a disposición la información en las condiciones que se exige.

En ese marco la legisladora porteña Myriam Bregman señaló: “Exigimos además en ese proyecto que se congelen las tarifas del Subte hasta tanto no se abran al público los libros de contabilidad. Queremos que se sepan los beneficios de la empresa Metrovías y en qué utilizan los cuantiosos subsidios recibidos por parte del gobierno de la Ciudad”.

Durante los últimos años hubo un incremento enorme de esos subsidios a Metrovías. En 2015 ascendieron a más $1.600 millones, aumentando más de 60% respecto a 2014.

¿A dónde fue esa plata? Metrovías no ha hecho las inversiones necesarias para prestar eficientemente el servicio y son los usuarios y los trabajadores los que sufren las malas condiciones del servicio.

El acceso a la educación se ve afectado directamente, es una realidad que muchos dejan sus estudios por no poder viajar hasta las universidades y escuelas, el boleto educativo se vuelve una demanda acuciante. Acceder a la educación no puede ser un privilegio.

Los estudiantes y abogados nucleados en el CeProDH sostienen que es imposible definir los nuevos aumentos del cuadro tarifario que pretenden, sin conocer sobre el destino de todos los recursos que salieron del presupuesto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como subsidios a la empresa Metrovías S.A., y de los que no ha rendido cuentas.

El organismo de derechos humanos, pone a disposición los conocimientos para garantizar los derechos y libertades de los trabajadores y en este caso contra los tarifazos que vulneran derechos de miles.

Los centros de estudiantes pueden convertirse en verdaderos lugares para enfrentar este tarifazo y de apoyo a los trabajadores del Subte en sus medidas de lucha, generando espacios de organización. Desarrollar la unidad entre estudiantes, los trabajadores y usuarios de la Ciudad es la única manera de empezar a frenarles la mano.

Contra los tarifazos el PTS-FIT propone desde sus bancas la nacionalización bajo gestión de los trabajadores y control de los usuarios, los únicos verdaderamente interesados, que no permita lucra con la necesidad de millones de personas. Es necesario salir a las calles, organizarse en los lugares de estudio y de trabajo para parar el tarifazo y exigir a las centrales sindicales y centros de estudiantes que se pongan a la cabeza de este reclamo.

El Frente de Izquierda realizará un acto este 1 de Mayo en la Plaza de Mayo para conmemorar el Día Internacional del Trabajador porque ninguno de los derechos que tienen los explotados y oprimidos fue regalo de algún Gobierno, fue en base a la lucha y coordinación.

Este martes se sale a la calle de manera independiente de todos los gobiernos, para exigir entre muchas otras demandas importantes ¡Por la anulación de los tarifazos. Nacionalización de las privatizadas de la energía y el transporte, bajo control de los trabajadores!



Source link