Tarifazos en números: diez claves del ajuste de los servicios públicos

0
175


La suba de las boletas de luz, gas y transporte representaron un ataque al bolsillo de los trabajadores y sectores populares. Crecieron las ganancias de las empresas energéticas.

Ayer hubo una intensa jornada en el Congreso Nacional por el debate sobre los tarifazos. Cambiemos volvió a demostrar su defensa férrea por los ajustes de tarifas.

A continuación presentamos los principales puntos sobre las subas de los servicios públicos:

  • Las facturas de electricidad desde que asumió Mauricio Macri aumentaron 1.627 % para los usuarios de Edenor y 1.615 % para los de Edesur (un consumo residencial promedio).
  • Las facturas de gas, considerando una categoría baja de consumo de Metrogas, subieron 1.013 % desde fines de 2015 a la actualidad.
  • Sólo los incrementos de gas natural y electricidad pasaron de representar el 2,7 % al 14,5 % de los ingresos laborales del conjunto de los ocupados entre 2015 y abril de 2018, según estimaciones de Cifra.
  • Antes del último tarifazo, en el tercer trimestre de 2017, las compañías energéticas, que cotizan en bolsa, ganaron entre el 89 % en el sector de generación de energía eléctrica hasta 2.023 % en transporte de gas. Si se proyectan estas ganancias a todo el año representan alrededor U$S 800 millones.
  • Pampa Energía, cuyo dueño es Marcelo Mindlin, empresario cercano a Macri, ganó $ 5.670 millones durante 2017 por todos sus negocios energéticos. Pertenecen al grupo Edenor, Transportadora de Gas del Sur, y otras. Interviene en todas las etapas productivas.
  • Central Puerto obtuvo ganancias por $ 3.494 millones en 2017, según Oetec. “Nicky” Caputo, amigo personal del presidente, tiene participación accionaria en el grupo, que participa de toda la cadena de valor energética.
  • Los tarifazos significaron millones para las empresas del rubro. En 2017, Metrogas ganó $ 774,8 millones; Gas Natural BAN tuvo una utilidad neta de $ 542,9 millones; Camuzzi Pampeana reportó beneficios por $ 824,9 millones; Edenor ganó $ 691,2 millones.
  • Las empresas también ganaron durante el kirchnerismo. Las tarifas estaban congeladas, pero el Gobierno las subsidiaba. Entre 2004 y 2015 destinaron U$S 162.000 millones en subsidios a la energía, el transporte y otros sectores productivos. Estos recursos sostuvieron un sistema energético y de transporte en decadencia. Las empresas no invirtieron y el servicio se fue deteriorando.

    Te puede interesar: De Alfonsín a Macri, los servicios públicos convertidos en negocio

  • La reducción de los subsidios y la suba de tarifas tendrían el objetivo, según Cambiemos de achicar el déficit fiscal. Pero medidas como la reducción de retenciones a las exportaciones agrarias e industriales, o la reforma tributaria disminuirán la recaudación. Según cálculos de Cifra, el costo fiscal por la quita de retencionesal agro alcanzará alrededor de $ 56.734 millones en 2018 y $ 89.739 millones en 2019. La reforma tributaria tendrá un costo fiscal de mínima $ 37.090 millones sólo en 2018, según Cifra. Para las patronales no hay problemas de déficit fiscal.
  • La maniobra de Macri para maquillar los tarifazos fue proponer la disminución de los impuesto provinciales de las boletas los servicios públicos a los gobernadores e intendentes. El IVA no está incluido en la propuesta.

    Según Iaraf, las facturas de luz y gas se componen por el IVA (21 %), Impuesto a los ingresos brutos provincial (5 %), tasa municipal general (1 %) y tasa municipal específica. Sin embargo, hay provincias que no tienen impuestos en las tarifas. Por ejemplo, para un usuario en Lomas de Zamorasu factura de luz pasó de $ 600/ $700 mensuales a $ 3.800. Con el anuncio de Vidal de reducir impuestos, su factura final se reducirá a $ 3.400. El tarifazo sigue aunque se reduzcan impuestos.

    La electricidad, el gas y el agua son servicios esenciales, no tienen que dar ganancias para las empresas. Es necesaria la estatización del sistema energético nacional, sin pago, bajo gestión de sus trabajadores y con el control de los usuarios del pueblo trabajador.

    Te puede interesar: Luz y gas: lucro capitalista versus derecho esencial



  • Source link