"Tenemos la fuerza para echar a Piñera, llamamos a multiplicar las coordinadoras"

0
26


Reproducimos el discurso de Nicolás Bustamante, dirigente obrero de la región de Antofagasta en Chile, en el acto internacionalista impulsado por el PTS en el Frente de Izquierda este sábado en Ferro

Compañeros y compañeras, es un orgullo poder estar aquí compartiendo la experiencia de lo que ya ha sido un mes de la rebelión chilena, la que fue iniciada por las y los estudiantes secundarios, quienes lograron contagiar al conjunto de la juventud, a las mujeres, a los pobladores y a nosotros las y los trabajadores.

En la región de donde vengo, la región de Antofagasta que queda en el Norte del país en medio del desierto más árido del mundo, conocida como la región minera, donde las empresas transnacionales imperialistas saquean a destajo nuestros recursos naturales, llevándose sin escrúpulos todas las riquezas como el cobre, mientras miles de familias viven en campamentos por no tener acceso a la vivienda, hemos puesto en pié el Comité de Emergencia y Resguardo. Un organismo de auto-organización que impulsamos desde el gremio del Colegio de Profesores comunal Antofagasta junto a la juventud que encendió la chispa de la rebelión, trabajadores de la educación de diferentes áreas, trabajadores de la salud, de la industria, el comercio, pobladores, artistas, y profesionales como médicos, psicólogos y abogados ligados a organizaciones de DDHH, con el objetivo de encarar por un lado la brutal represión del Gobierno, como también y más importante como un espacio que surge a partir de la necesidad de poder organizar toda esa bronca y odio que se desató con fuerza y espontáneamente en las calles contra el régimen pinochetista.

Y es que hemos visto de todo: detenciones ilegales, casos de tortura y persecución contra las y los luchadores, contra dirigentes sociales y políticos como en nuestro caso, pero ahí han estado nuestros compañeros y compañeras abogados y estudiantes de la comisión de DDHH, quienes se apuestan en las comisarías para defendernos. Lo mismo en el caso de la comisión de auxilio del Comité donde médicos y estudiantes de la salud han puesto sus conocimientos al servicio de la juventud rebelde que se encuentra en primera línea enfrentando la represión, incluso en momentos donde la policía ingresó a la sede del Comité disparando balines y deteniendo estudiantes, las y los trabajadores de la salud pusieron el cuerpo para curar a los heridos. Porque ya no tenemos miedo, la juventud no tiene miedo y evidentemente ¡CHILE HA DESPERTADO!

Desde el Comité impulsamos un encuentro donde confluyeron más de 500 luchadores y luchadoras que se han puesto a la cabeza de la movilización, con el objetivo de ampliar este organismo a las demás organizaciones obreras de Antofagasta, como los portuarios y mineros, como también hacia los pobladores de los barrios más organizados que han enfrentado verdaderos estados de sitio por parte de la policía.

En el Encuentro se votó levantar una campaña activa contra la represión y por el derecho a manifestarnos; exigir a la burocracia sindical de la Mesa de Unidad Social que agrupa a sindicatos y organizaciones estudiantiles importantes dirigidas por el Partido Comunista y el Frente Amplio volver a levantar la consigna de Fuera Piñera a la cual renunciaron desvergonzadamente, y una Huelga General hasta lograrlo.

Por eso nos pusimos a la cabeza de preparar de forma activa el Paro Nacional del martes recién pasado, el más importante desde el fin de la dictadura, donde fuimos millones las y los trabajadores que confluimos en las calles junto a cientos de miles de jóvenes y pobladores cortando las rutas de acceso a las mineras con el objetivo de paralizar la producción de sectores estratégicos como lo son la minería del cobre, haciendo un llamado a que es necesaria la entrada del conjunto de los batallones centrales de la clase obrera chilena a que se sumen a los portuarios que paralizaron el 95% de los puertos del país para derrotar al represor de Piñera. Esto sumado al acto que impulsó el Comité en la Plaza Sotomayor en el centro de la ciudad, hoy renombrada por miles como la Plaza de la Revolución donde se hicieron presente más de 25 mil personas, fue un respuesta clara y contundente contra la represión del Gobierno que busca criminalizar la protesta y los intentos de engaños de Piñera, donde cientos de miles dijimos ¡BASTA DE REPRESIÓN, BASTA DEL CHILE NEOLIBERAL HEREDADO DE LA DICTADURA, QUE SE VAYAN PIÑERA Y TODOS SUS MINISTROS!

Desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios nos hemos puesto en disposición de impulsar junto a cientos de luchadores y luchadoras, una alternativa que apueste por desarrollar las fuerzas de nuestra movilización, formando coordinadoras en las cuales nuclear y organizar desde las bases a todos los sectores en lucha, como el Comité de Emergencia y Resguardo en Antofagasta que se ha transformado en un ejemplo y referente en la ciudad minera, así como la Asamblea de Trabajadores del emblemático Hospital Barros Luco al igual que el Cordón Centro en Santiago. Coordinadoras que apuesten a desarrollar los elementos más avanzados de la autoorganización sin ninguna confianza en las instituciones de esa democracia para ricos. Exigiendo desde estas a la burocracia sindical que se levanten comités de huelga abierto a las bases ¡PORQUE NO PODEMOS PERMITIR QUE SEAN ESTOS QUIENES DECIDAN EN CUATRO PAREDES CÓMO Y DE QUÉ FORMA DEBEMOS CONQUISTAR NUESTRAS ASPIRACIONES!

Tenemos toda la fuerza para echar al Gobierno y acabar con el régimen pinochetista, por eso estamos haciendo el llamado a multiplicar las coordinadoras en los lugares de estudio y trabajo, siguiendo el ejemplo de los comités. Esta es la única vía para poder imponer una Asamblea Constituyente sea Libre y verdaderamente Soberana, para que seamos nosotros los millones que hemos estado en las calles quienes decidamos sobre los reales problemas que aquejan al pueblo trabajador, a la juventud, a las mujeres y al pueblo nación mapuche. En este momento clave de la situación, o avanza el desvío y engaño institucional de la cocina parlamentaria como dijo mi compañera Bea, que busca re oxigenar un régimen abiertamente podrido, o avanza la autoorganización, es decir la organización y construcción del poder obrero y popular para acabar con estos 30 años de neoliberalismo ¡PORQUE EL MOMENTO DE CAMBIAR LA HISTORIA Y DARLO VUELTA TODO ES AHORA!



Source link