Trabajadoras del Hospital Garrahan conquistan licencia por violencia de género

0
278


A través de la resolución 1128/18 se agrega la licencia por “violencia de género” al régimen de personal del hospital, que establece un conjunto de medidas para proteger a las víctimas de violencia de género, garantizando su continuidad laboral.

La licencia, que se incorporará al régimen de personal en el artículo 44 punto 2 inciso q, podrá ser utilizada por todos los trabajadores, mujeres y el colectivo LGTBTTIQ – cualquiera sea su situación de revista y antigüedad – que sufra violencia de género y que por tal motivo tenga que ausentarse.La misma será de 15 días con posibilidad a una prórroga de otros 15 días más por año calendario y se solicitará en el área de recursos humanos presentando una denuncia civil o penal, cuestión que fue cuestionada por quienes opinan que debería ser suficiente con la voluntad expresa de la persona damnificadas. Para su aplicación, contará con la formación de un equipo interdisciplinario especializado en género que orientará a quienes la padezcan y decidirá la procedencia de la Licencia. Este equipo debe ser seleccionado por concurso y ser remunerado.

La iniciativa venía siendo reclamada por las y los trabajadores del Hospital y es el resultado de múltiples debates e iniciativas que fueron impulsadas desde la Comisión de Mujeres del Hospital, en la que participan trabajadoras afilaidas a cualquier sindicato y no afiliadas.

Entre otras cosas, el texto aprobado sostiene que la licencia podrá ser utilizada con total percepción de haberes y sin descuento por presentismo, a diferencia de lo que sucede ante el uso de muchas licencias del reglamento.

“Es un avance importante producto de la lucha de las y los trabajadores de la salud en medio de un contexto donde la violencia machista comienza a estar cada vez más cuestionada incluso en el ámbito laboral, tal como denunciaron las Actrices Argentinas, pero que es la realidad que viven cientos de mujeres sobreexplotadas en las fábricas, las casas de familia, las escuelas y hospitales”, señaló Florencia Vargas, delegada de la Junta Interna de ATE Garrahan por el la agrupación Marrón impulsada por el PTS en el Frente de Izquierda. “Por eso queremos que esta comisión de voz a los que no tienen voz, que se ponga de pie junto a las madres y las adolescentes que se atienden acá en el hospital, que sufren esta misma violencia, a las que cada vez les afecta más el ajuste y los costos de vida, que es también violencia porque repercute doblemente sobre las mujeres jefas de hogar”, destacó.

Reproducimos a continuación el comunicado de la Comisión de Mujeres:

Nueva licencia por violencia de género.

Triunfo de la lucha de las mujeres del Hospital

El ascenso del movimiento de mujeres tuvo sus frutos en nuestro hospital. A través de la resolución 1128/18 se agrega la licencia por “violencia de género” al régimen de personal. Podrá ser utilizada por todos los trabajadores, mujeres y el colectivo LGTBTTIQ – cualquiera sea su situación de revista y antigüedad – que sufra violencia de género y que por tal motivo tenga que ausentarse.

La licencia, que será de 15 días con posibilidad a una prórroga de otros 15 días más por año calendario, se solicita en recursos humanos. Se tendrá un plazo de 72 hs. para presentar una certificación emitida por cualquier organismo de carácter local o nacional que se ocupe de la atención y asistencia a las víctimas, donde se haya efectuado la denuncia, ya sea civil o judicial. Esto es importante por los tiempos que demoran las causas judiciales y las dificultades para efectuar denuncias ante la policía.

La resolución contiene la formación de un equipo interdisciplinario que orientará a quienes la padezcan y decidirá la procedencia de la Licencia. Este equipo debe ser seleccionado por concurso y ser remunerado. Además debe contar con conocimientos específicos en el tema y estar orientado en la lucha contra la violencia y la opresión de género. Sería pertinente que además sea conformado por miembros de la comisión de mujeres y género o compañeros interesados en la problemática, para evitar la restricción de este derecho. El nuevo artículo (44 punto 2 inciso q) podrá ser utilizado con total percepción de haberes y sin descuento por presentismo, a diferencia de lo que sucede ante el uso de muchas licencias del reglamento.

La comisión de Mujeres y Género y la Junta Interna de Ate solicitó, en reiteradas oportunidades y desde hace años, esta licencia para evitar que las compañeras afectadas tengan que utilizar otras licencias (médicas, psiquiátricas, vacaciones, etc) que ocultan la problemática en el hospital. Si bien propusimos que su duración sea indeterminada, por no poder precisar de antemano cuantos días se necesitaran para llevar adelante esta situación, debe entenderse como una importante conquista fruto de nuestra lucha. Upcn se sumó tardíamente al reclamo. No le alcanzo con la rebaja salarial y el presentismo, que afecta en particular a las mujeres. Mientras firma una licencia similar en modernización para todos los estatales, no dudaron en hacer pasar una actualización salarial insuficiente y un bono de fin de año miserable.

La escalofriante cifra de un femicidio diario no es un problema cultural. El Estado capitalista junto a la iglesia, los partidos del régimen, los gobiernos, la justicia, la policia y la burocracia sindical son sus responsables, porque educan en la opresión, la humillación y la denigración hacia la mujer. El fomento de la violencia entre pares es un instrumento de control social, por eso debemos continuar luchando con independencia de estos sectores.

¿Por qué, después de la denuncia de Thelma Fardín, cientos de testimonios se agolparon en las redes sociales? Son otras “denuncias individuales” de mujeres que estarían indicando que no es solo un Darthés, sino que estamos en presencia de una sistemática discriminación, desvalorización, desigualdad y opresión que afecta a las mujeres. Por cada una de estas voces que hablan, hay miles ahogadas en el silencio de la explotación, la precarización, la discriminación racial, xenofóbica y lesbotransfóbica. En este sentido queremos que está comisión se ponga en pie junto a las madres y las adolescentes que se atienden acá en el hospital, porque son ellas también las que sufren la discriminación o violencia de este estado.

Cuando ya no se hable más de Thelma, habrá otras Thelmas, como las hubo antes y como las hay ahora mismo. Lejos de desmoralizarnos o de conducirnos a una batalla permanente contra uno y otro y otro y otro Darthés, nos fortalece en nuestra lucha. Porque ni el patriarcado ni la explotación capitalista van a caer si no los tiramos. Y esa convicción es la que nos empuja a organizarnos con la perspectiva de vencer. Convocamos a las compañeras a no callarse más, a usar en caso necesario esta nueva licencia y sumarse masivamente a la comisión de mujeres y géneros para organizarnos por todas nuestras demandas en el hospital y en las calles, como lo hicimos contra la violencia hacia la mujer, por el Aborto Legal, la separación de la Iglesia del Estado y el pase a la carrera profesional de Enfermeria, Lic. en Instrumentación y Lic. Bioimágenes.

#MiraComoNosPonemos #Nonoscallamosmas FB: Comisión de Mujeres y Género



Source link