“Trabajo para todos” o seguir dividiendo ocupados y desocupados, una polémica con Vargas y Grabois

0
132


El pasado 3 de diciembre en el Sindicato de Ledesma, Vargas del SOEAIL y Grabois de la CTEP y el Frente Patria Grande presentaron el partido municipal UTP, una colectora del kichnerismo. La dupla lanzo la candidatura del Secretario Gral. del Sindicato Azucarero a Intendente de Libertador, apoyaron la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner a presidenta, y dedicaron parte de su discurso a atacar a izquierda.

El anfitrión, Rafael Vargas, y el invitado, Juan Grabois, compartieron la mesa del acto con el dirigente del Sindicato de Obreros y Empleados Azucarero del ingenio San Isidro-SOEASI-, Mariano Cuenca, el dirigente del Sindicato de Trabajadores del Azúcar-STA- del Ingenio El Tabacal, Martin Olivera, y Juan Giusti, abogado asesor de la comisión directiva del SOEAIL y de la diputada provincial del PJ Alejandra Cejas, y se dirigieron a un auditorio de 250 personas.

Vargas inicio su discurso planteando “Nosotros no vemos ningún espacio donde los trabajadores y la gente común puedan realmente golpear la puerta, que los atiendan, y que escuchen la problemática que tenemos. No nos ha ido bien en estos años, confiando, jugándose y poniendo el pecho por los partidos políticos, que ya conocemos. Debemos hacer un mea culpa, no le esquivamos el bulto”. Haciendo referencia tanto al apoyo de la comisión directiva del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma a candidatos de la Unión Cívica Radical, como el ex abogado asesor del SOEAIL Fabián Tejerina, actualmente diputado provincial por la UCR, al ex miembro de la comisión directiva del SOEAIL Hugo Quintero, desde el 2015 concejal de Libertador por la UCR, a Gerardo Morales, gobernador de Jujuy desde fines del 2015, como también a candidatos del Frente Renovador de Sergio Massa, quien aterrizo en las pista privada de aviones de la empresa Ledesma pero no se privo de celebrar un acto en el local del SOEAIL por cortesía del Secretario Gral. de dicho sindicato, Rafael Vargas.

Algo muy distinto fue el apoyo de la base obrera del Ingenio Ledesma , luego de la huelga de Septiembre-Octubre del 2018, a la lista del Partido de los Trabajadores Socialista (PTS) en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) encabezada por obrero recolector de residuos y dirigente socialista Alejandro Vilca. Ya que a nosotros, la izquierda, la base obrera nos destaca como el único partido que ha estado en cada una de sus luchas, una lista encabezada por trabajadores, mujeres y jóvenes, y porque claramente expresa una oposición obrera al gobierno de Morales.

A continuación Vargas sostuvo “pero nuestra intención de empezar a crear, y estamos trabajando sobre una herramienta política, como lo es la Unidad Trabajadora Popular, no tiene un sentido personalista. No estamos buscando nosotros como nos acomodamos para que nuestra familia quede bien ubicada, estamos pensando cómo seguir construyendo esta resistencia, que nos permita a nosotros soñar con esa transformación que le hace falta a nuestra sociedad”.

La herramienta política a la que hace referencia el dirigente del SOEAIL nace con una carencia total de independencia política de la clase trabajadora de la casta política provincial y nacional, ya que la Unidad Trabajadora Popular -UTP-, que tiene como referente a Vargas, integra el Frente Patria Grande que impulsa la candidatura de la ex presidenta Cristina Fernández de Unidad Ciudadana.

A nivel provincial los dirigentes de la UTP mantienen una relación estrecha con la diputada del PJ, Alejandra Cejas, que dentro del justicialismo se ubica del lado del empresario de medios de comunicación, tabacalero y ex vice gobernador, Guillermo Jenefes.

Así las cosas, la “construcción de resistencia” a la que hace alusión el Secretario Gral. del SOEAIL es presentarse como un partido municipal que va a ser colectora de Unidad Ciudadana a nivel nacional y de un sector del PJ a nivel provincial. En vez de convocar a asamblea y a un plan de lucha para enfrentar los despidos, la “construcción de resistencia” para la dirección del SOEAIL es meramente electoral con vistas al 2019

Por su parte Grabois se refirió a una supuesta lucha y resistencia que estarían encabezando las directivas de los sindicatos azucareros contra los despidos, lo que mas bien es una ficción que invento para congraciarse con su anfitrión. Ya que ante los despidos en el 2017/ 2018 las directivas azucareras llamaron a muy pocas medidas de fuerza y convocadas por separado en La Esperanza y El Tabacal, y en Ledesma y San Isidro solo convocaron a una caravana.

Luego el dirigente de la CTEP y del Frente Patria Grande, que se postula como pata izquierda del Kirchnerismo, planteo “me quiero solidarizar con Rafael, porque además de las difamaciones y la persecución de la patronal y del gobierno, hay que aguantar a algunos politiquitos, que andan por ahí, que llegaron al poder con el voto de los azucareros, que juegan con un fuego que a ellos no les quema, que no se dan cuenta que la gente está asustada, que la gente tiene miedo, porque tiene todo en contra, y que aun así resiste, que aun así pelea, y tienen el tupe, tienen la caradurez de criticar a Rafa, que pone el cuerpo y pone el pecho”.

Esta intriga que tira Grabois en clara alusión a a los concejales del PTS FIT, no hace mas que poner de relieve como el dirigente de la CTEP y el Frente Patria Grande justifica la tregua, confianza en la negociación con la empresa y estrategia electoral kirchnerista de la comisión directiva del SOEAIL, la negativa de estos dirigentes sindicales a convocar a luchar con los métodos de la clase obrera por la reincorporación de los despedidos, y su característica burocrática que se expresa en como responsabilizan a “la gente” que “esta asustada” , “tiene miedo” y “que tiene todo en contra”, de la ausencia de medidas de fuerza que enfrenten los despidos, la persecución, los ataques a las condiciones de trabajo y la caída brutal del salario en comparación a la inflación.

Grabois agrega “si había un compañero que estaba liderando, que estaba conduciendo, con honestidad, con errores y aciertos, pero con honestidad, poniendo la cara, un conflicto, un sindicato, una federación, una confederación, en un país donde hay tanto garca, a un compañero como Rafael, se lo respeta, se lo acompaña, y no se lo critica”.

En toda su exposición nunca Gravois y Vargas se refirieron la asambleas que tiene que ser el principal organismo de un sindicato que se precie de democrático y combativo, ya que es la instancia donde la base delibera, decide y da mandato a dirigentes y delegados. Nada es casual, ya que desde hace meses que la comisión directiva del SOEAIL no convoca a asamblea, ni aun teniendo ante si los últimos 7 despidos la directiva de Vargas atino a llamar a asamblea para que la base delibere y decida. Tampoco ante la inminencia del último paro nacional la comisión directiva llamo a asamblea.

Grabois resumió en 3 puntos el programa del Frente Patria Grande “1ro. punto: Cristina presidenta, no a los corruptos y caretas, 2do. punto: un cupo de representación en las listas de los trabajadores ocupados, de la economía popular y los pobres, lugar protagónico para el pueblo pobre organizado y el movimiento obrero, y 3ro. punto: tierra, techo y trabajo, ningún campesino sin tierra, ninguna familia sin techo, ningún trabajador sin derechos”.

Un programa que no da respuesta al saqueo que significa el pago de la deuda externa al Fondo Monetario Internacional, a la fuga de capitales, la devaluación del salario y la inflación, tarifazos, los despidos, la reducción del presupuesto educativo y de salud, los cierres de terciarios y hospitales, que afecta la vida de cientos de miles de trabajadores ocupados, desocupados y sectores medios arruinados de la provincia, y millones a nivel nacional.

Tampoco da una respuesta a los reclamos de los jóvenes y el movimiento de mujeres que exige educación sexual integral y el aborto legal, seguro y gratuito, y menos aun plantea la separación de la iglesia del estado. No podría plantear ninguno de estos puntos este programa del movimiento juvenil y de las mujeres porque Grabois es un hombre que defiende las posiciones del Papa Francisco que esta en contra de la educación sexual integral, de la interrupción voluntaria del embarazo y de la separación de la iglesia del estado, banderas por las que luchan los y las jóvenes que irrumpieron en la palestra política con la marea verde y la lucha universitaria.

La CTEP, MP Dignidad y su expresión política electoral Frente Patria Grande no les propone a los despedidos de Ledesma y de todos los ingenios de Jujuy y Salta luchar por la reincorporación al ingenio o por trabajo genuino, al contrario lo que les plantea como alternativa innovadora es conformarse con algo menor a un paliativo, que se llama salario social complementario, que es un ingreso mensual de $5500, muy por debajo de la línea de la indigencia y de la línea de la pobreza. Tal es así, que Grabois llego a plantear “Tenemos que exigir que el próximo gobierno popular para las obras de urbanización de los barrios, para los trabajadores de la economía popular, genere por lo menos 3 millones de puestos de trabajo con salario social complementario”. Parecería que para el dirigente de la CTEP la clase trabajadora ocupada, precarizada y desocupada de uno de los centros agro industriales de la provincias, y en gral, del país, debería conformarse con $5.500, cuando según la Direccion de Provincial de Estadísticas y Censos-DIPEC- de Jujuy una familia tipo tiene que tener un ingreso de $23.212 para no caer en la pobreza y $10.141 para no estar en la indigencia.

Para nosotros, el PTS Frente de Izquierda y de los Trabajadora, la clase trabajadora ocupada, industrial, estatal y de los servicios esenciales, en alianza con los trabajadores desocupados, los estudiantes terciarios, secundarios y universitarios, el movimiento de mujeres, y los sectores empobrecidos de la capital, las grandes localidades y el campo, no debe conformarse con las migajas que caen del banquete de Macri, Morales, los gobernadores justicialistas y el Fondo Monetario Internacional, hay que luchar por trabajo genuino para los desocupados, en defensa de los puestos de trabajos de los ocupados, contra los despidos, suspensiones como también en contra las amenazas de cierres de plantas dejando a los obreros en la calle, y por el derecho a la vivienda de las miles de familias trabajadoras sin techo, sacando lecciones de los puntos fuertes de la combatividad de la clase trabajadora del lugar, como también de lo que falto para ganar, tanto en la lucha contra la desocupación librada en Libertador y generalizada a toda la provincia en 1997, como en la lucha en defensa de los puestos de trabajo en La Esperanza, allá por 1999/2000 cuando con solo 3 meses de zafra se garantizo el trabajo de todos, así como la paga de los salarios y aguinaldos adeudados de todos los obreros, y hasta quedo dinero para encarar la interzafra, o también en la lucha contra la precarización laboral encarada por la coordinadora de trabajadores en negro en 2005/2006 que puso sobre el tapete la preconizar en la administración publica, y con grandes asambleas de trabajadores, que trabajaban como un empleado planta permanente pero cobraban un plan social, movilizaciones y piquetes se logro la jornalización y el pase a planta permanente de miles de municipales y estatales.

El PTS Frente de Izquierda plantea a los trabajadores, estudiantes, jóvenes y mujeres construir un partido revolucionario gane peso en los lugares de estudio y trabajo, que recupere los sindicatos pelando por sindicatos sin burócratas y sin subordinación a los partidos patronales, que le plantee que la salida no es humanizar el capitalismo, sino terminar con este sistema, con la puesta en pie un gobierno de trabajadores, con organismo de auto organización de las masas trabajadoras y populares, una perspectiva superior al “gobierno popular” con “cupo de representación para los humildes, pobres y trabajadores de la economía popular” que propone el Frente Patria Grande.

*Fotografía de Prensa SOEAIL



Source link