Trelew: estudiantes toman edificio del instituto de formación docente Artística 805

0
77


La medida se decidió en asamblea en la noche de ayer tras las lluvias de la tarde que acentuaron los problemas edilicios. Será hasta recibir respuestas.

“Queremos generar un cambio, pero así no podemos”

Así mencionó un estudiante de Artes Visuales mientras señalaba el techo desplomado y el agua inundando el aula, pasando a escasos centímetros de las conexiones eléctricas. Es que ayer, luego de una asamblea a las 20hs las y los estudiantes del Instituto 805 decidieron en Asamblea tomar el edificio hasta tener respuestas. El edificio del ISFD 805 es un caso más de los muchos que plagan la geografía chubutense, caracterizados por la precariedad y el abandono estatal.

La medida va mucho más allá de las filtraciones de agua en las aulas que obligó a suspender clases. “Venimos arrastrando hace años estas problemáticas y generando marchas, protestas pacíficas y desde nuestras actividades artísticas nos empujó a esto, necesitamos una solución definitiva para poder convivir y aprender” comentó el estudiante. También que hubo presiones para que la medida no se concrete pero que se consideran “un reflejo de montón de otras escuelas de la provincia y seguramente del país a las que le pasan estas cosas”.

Te puede interesar: Renunció la ministra de Educación de Chubut envuelta en profundas irregularidades

Para quienes cursan y trabajan allí no es nada novedoso. Decenas de veces y con distintas medidas se denunciaron los problemas y la falta de obras sin respuestas de ningún tipo. El mismo estudiante refirió “viene gente y promete cosas, pero pasan las semanas, los meses los años y todo sigue igual”. Lo más grave es que funcionan en simultáneo cuatro trayectos formativos desde un colegio secundario con ambos turnos hasta carreras de grado (música, artes visuales, teatro y locución) sumadas la formación para mayores de 25 años y una orquesta.

Riesgo educativo por un lado, desfalco y malversación por el otro

El edificio nuevo e imponente, es en realidad una cascara vacía: las goteras obligan a levantar cursadas con el riesgo eléctrico implicado, problemas en la calefacción, falta de iluminación adecuada dentro y fuera del mismo, matafuegos descargados, el agua potable que no recibió las certificaciones bromatológicas: “hay plagas, murciélagos, ratas, hay infección de palomas, hay aulas que no se pueden usar por las heces que generan”. La salud y seguridad de los cientos de estudiantes y trabajadores, penden de un hilo.

No solo hablamos de problemas de mantenimiento, lo más grave es que al edificio hay que terminarlo: las obras nunca finalizaron por completo y en esto se ven implicadas desde las gestiones nacionales kirchneristas hasta la actual de Cambiemos con el gran hilo conductor provincial Chubut Somos Todos (que se presentó como Chubut al Frente en estas elecciones) que ya ha recortado millones en materia de Educación e infraestructura mediante presupuestos a la baja, leyes de emergencia y el pacto fiscal vigente desde 2018.

La desinversión en infraestructura queda así en evidencia, tras una sola tarde de lluvia viene el colapso. Pero el gobierno le echa la culpa al clima, a la imprevisibilidad de las lluvias, pero lo cierto es que las obras provinciales han estado rodeadas de irregularidades y desfalcos desde las licitaciones mismas, que en muchos casos son entregadas a los presupuestos más bajos de los empresarios amigos del gobierno. La última implicada es la ex ministra de Educación, Graciela Cigudosa recientemente electa diputada provincial.

Desde el gobierno dicen que falta plata y acusan problemas de ingresos. La realidad es que en Chubut, plata no falta: hay que fijarse solamente hacia dónde va y quienes se la están quedando. Hablamos del gran negocio que sostienen el gobierno, los terratenientes, los empresarios y las inmobiliarias para llenarse los bolsillos mientras las escuelas se desploman y no solo es culpa de Chubut Somos Todos: en sus planes de ajuste en Educación, la casta política toda lo acompaña, desde Cambiemos hasta el kirchnerismo. Por otro lado, en Chubut la deuda provincial es pagada sin miramientos y con total meticulosidad a costa de la salud, la educación, el deporte y la infraestructura.

Estamos a tiempo para frenar una tragedia como ocurrió en la escuela de Moreno en agosto de 2018 donde dos docentes perdieron la vida o de los tantos casos de la realidad educativa que no se notifican. La toma en el Instituto 805 es ejemplo de que hay que salir a enfrentar el ajuste con organización y asambleas, unificar las luchas en curso para pegar como un solo puño en defensa de la Educación para que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo chubutense.

A continuación dejamos el pliego completo de los reclamos:

Se espera que en el transcurso de la mañana sea la reunión con Obras Públicas de la provincia.



Source link