Tucumán encabeza las estadísticas de trabajo no registrado

0
34


Según el Indec, creció el trabajo informal durante el primer trimestre y en la provincia afecta al 48,9% de los asalariados. La desocupación es del 10,6%, superior al promedio nacional.

Los datos publicados el miércoles en el informe de Mercado de Trabajo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), confirmaron que durante el primer trimestre de 2019 hubo un incremento en el desempleo y en la precarización laboral, como consecuencia de la recesión.

Creció la desocupación

A nivel nacional el desempleo se registra un 10,1% interanual en 31 aglomerados urbanos, llegando a los dos dígitos. En la medición correspondiente al Gran Tucumán-Tafí Viejo, la desocupación afecta al 10,6% de la población económicamente activa, es decir 42.000 personas. Comparado al primer trimestre de 2018, interanualmente la desocupación creció 3,6 puntos porcentuales.

La juventud, la más golpeada por el desempleo

Otro indicador que ayuda a trazar el estado de situación es el crecimiento del desempleo en la juventud. De acuerdo el informe, la desocupación en los varones de hasta 29 años es del 21,1% y en el caso de las mujeres llega al 21%.

Este dato se suma al del trabajo no registrado, que afecta a 3 de cada 4 jóvenes tucumanos. Según datos del ex Ministerio de Trabajo de la Nación, el 75,4 % de las y los jóvenes de 18 a 24 años trabajan en negro en el conglomerado de Gran Tucumán-Tafí VIejo. La cifra, incluida en el “Informe de diagnóstico laboral” publicado en enero, supera ampliamente el promedio nacional de 58,6 %.

Capital nacional del trabajo no registrado

Los datos del Indec también revelaron que en la provincia se registra la mayor tasa de informalidad laboral del país. El 48,9% de los asalariados del Gran Tucumán-Tafí Viejo no están registrados, lo que popularmente se conoce como “en negro”. Esto equivale a unos 130.500 de los 266.500 asalariados. Uno de cada dos trabajadores tiene negados los derechos como obra social, aportes jubilatorios de sus empleadores, aguinaldo, vacaciones, entre otros.

En comparación al primer trimestre del 2018, la tasa del empleo no registrado creció un 2,6%, lo que da cuenta de que se trata de un aspecto estructural en la economía provincial. Sobre esta base de mantener a casi la mitad de los asalariado en la informalidad, se montan los negocios de los grandes capitalistas en la provincia.

Además de este aspecto estructural, donde también se incluye el trabajo temporario por las industrias estacionales, hay que tener en cuenta cambios por la coyuntura recesiva. “Se observa un mercado de trabajo más precario traccionado mayormente esta suba del empleo por el empleo femenino, por ejemplo aumentó mucho el servicio doméstico. Las mujeres salen al mercado de trabajo a buscar una nueva fuente de ingresos para el hogar porque los hogares no llegan a fin de mes”, señaló el especialista Daniel Schteingart.

Las cifras difundidas por el Indec dan cuenta de que a las consecuencias de las medidas ajustadoras del FMI las paga el pueblo trabajador. Estas medidas aplicadas a rajatabla por el gobierno macrista también cuentan con la connivencia de los gobernadores peronistas y de la tregua de la CGT. Son los gobernadores como Juan Manzur los que sostienen en las provincias las condiciones de precarización estructural que en tiempos de ajuste recrudecen, empeorando las condiciones de vida. Crecimiento de la desocupación y del trabajo precario, caída del salario real, aumento de la pobreza, son muestras del camino del ajuste que se agravarán con una economía a los pies del FMI y los mercados.



Source link