Un año y medio sin Anahí: seguimos exigiendo verdad y justicia

0
70


A un año y medio de la aparición sin vida de Anahí Benítez, joven estudiante secundaria de Lomas de Zamora: la necesidad de transformar el dolor y la bronca en organización para pelear contra la opresión y el patriarcado.

Un año y medio hace ya de ese 4 de agosto de 2017

Durante una semana, con la comunidad educativa del ENAM a la cabeza, cientos nos hemos movilizado exigiendo tu aparición con vida, Anita. Movimos cielo y tierra para buscarte. Mientras tanto, paralelamente, los medios alimentaban el morbo de una manera extremadamente asquerosa y amarillista, y la justicia lomense y el municipio hacían la plancha.

El dolor, la tristeza, la angustia fueron los sentimientos que se apoderaron esa fria tarde noche del 4. A posteriori la bronca, el odio, la regaña tomaron protagonismo. Para luego desembocar en la necesidad de transformar todos esos sentimientos encontrados en las imperiosas ganas de volver a salir a las calles.

Es por eso que rápidamente la marcha del sábado que, en un principio, era para seguir buscándote, se transformo en una movilización enorme que exigía verdad y justicia, que gritaba Ni Una Menos.

Cientos de estudiantes secundarios, sus amigos, sus compañeros nos encontramos temprano en la estación de Banfield. Viajamos hasta Constitución donde nos duplicamos o triplicamos en número. Y de ahí, partimos camino hacia la 9 de Julio, donde a la numerosa cabecera compuesta por jóvenes, se les sumaron miles de compañeras de distintas agrupaciones feministas. Y marchamos hacia las puertas del Congreso. Allí los trabajadores de Pepsico en lucha, que estaban realizando un acampe en el lugar, nos prestaron sonido para hacer un pequeño y muy emotivo acto. LLantos de tristeza, abrazos contenedores de compañerismo, apretones de puños de bronca, gritos y cantos combativos, discursos sensibles y de lucha. Todo eso, y más, se dejaba ver en aquella ronda que armamos en la cabecera de la marcha.

Movilización que se replicó en La Plata, en Córdoba, en Neuquén, exigiendo verdad y justicia. Eran miles de pibes y pibas que no te conocieron pero que sintieron la bronca y la necesidad de moverse ante un nuevo asesinato aberrante de este sistema. El patriarcado mostró, una vez más, su cruel e inmunda cara.

Te puede interesar: “Anahí, sos bandera”

A un año y medio seguimos exigiendo verdad y justicia por Anahí Benítez

Denunciando la responsabilidad del Estado, de la Policía, de la justicia. Repudiando una y mil veces el nefasto accionar de los medios de comunicación. Y sobre todo recordándote Ana, día a día. Recordándote con el arte que nos dejaste, ese arte que nunca muere. Tus dibujos, sus pintadas. También Tu lucha. Recordarte en la calle, combativa. Como aquella tarde del 19 de mayo de 2017 donde nos movilizamos contrala persecución y el amedentramiento policial, y vos llevaste bien alto tu cartel de “Las balas que vos tiraste, van a volver”.

Hace un año y medio atrás recibíamos un golpe muy muy fuerte. Lo más rancio y brutal de este sistema capitalista, machista y patriarcal nos pegó de cerca. Pero nos dejó y fortaleció una convicción enorme. Y es que este sistema tiene que perecer y arder. No lo merecemos.

Vamos a seguir transformando el dolor y bronca en lucha y organización.

Peleando contra los femicidios, contra los celestes que quieren impedir el aborto legal, contra el gobierno que recorta fondos a los programas relacionados con los derechos de las mujeres y empuja a la miseria a miles de familias por el brutal ajuste, contra los acosos, contra toda la opresion que recae sobre la espalda del pueblo trabajador y en especial de las mujeres. Y vamos a dar esta pelea cotidianamente con el fin de cambiar este sistema de raíz. Y sacando la fuerza de pibas como vos, Anahí. Sos una bandera de lucha. Y es por eso que estas y vas a estar siempre presente.

Leé también: ¿Cuántas mujeres más serán asesinadas en los próximos 40 días?



Source link