Un cambio en el Presupuesto para beneficiar a Techint

0
34


Crearán un fideicomiso para asegurar que las empresas que explotan gas no convencional sigan recibiendo subsidios. Un beneficio para Techint, YPF, PAE, Total, para las que no llega el ajuste.

El dictamen presentado para tratar hoy el Proyecto de Ley del Presupuesto 2019, viene con una modificación a la medida de las grandes empresas que explotan Vaca Muerta. El artículo 58 del nuevo texto con las modificaciones realizadas en la Comisión de Presupuesto, presentado para su tratamiento hoy en Diputados, crea un fideicomiso para sostener el programa de estimulo a las inversiones en reservorios de gas no convencional en la Cuenca Neuquina y en la Austral.

Dicho programa, dispuesto por medio de la Resolución N° 46/2017 del ministerio de Energía y Minería (hoy Secretaría), otorga un subsidio a las empresas por sus desembolsos para la explotación de gas no convencional. El esquema opera como un seguro de precios: las empresas beneficiarias perciben un subsidio directo que cubre la diferencia entre el importe promedio del mercado y un precio estímulo fijado de forma discrecional por el Estado.

El subsidio les garantiza a los privados un ingreso competitivo al margen de las oscilaciones del mercado. En 2018, el precio de incentivo asciende a US$ 7,50 por millón de BTU. La normativa establece que el premio decrezca con el paso del tiempo: caerá a 7 dólares en 2019; a US$ 6,50 en 2020 y a 6 dólares en 2021.

Para este año la implementación de la Resolución 46 tenía previsto un monto de USD 600 millones. Si bien para el año próximo el ex ministro Juan José Aranguren prevía que el costo del mismo podía descende a USD 400 millones, el panorama es completamente distinto. Con el precio del gas el en sistema por debajo de los USD 4 dólares el millón de BTU, el subsidio de la diferencia (3 dólares por millón de BTU) disparará el costo fiscal para el año próximo a USD 1.100 millones.

Esta factura de $ 40 mil millones, resulta tentadora en tiempos de ajuste fiscal. El gobierno adelantó la intención de recortar este monto, renegociando con las empresas el monto de subsidios.

Pero más allá de esta intención circulada por funcionarios del ministerio de Hacienda que preside Nicolás Dujovne, la negociación del Presupuesto con las provincias incluye (a instancias sobre todo de los reclamos de Nequén) un reaseguro para al menos una parte de los subsidios que benefician a las empresas que explotan gas no convencional. El fideicomiso creado por el artículo 58 del presupuesto, asegura la disponibilidad de hasta un 30 % de los fondos que surjan de los compromisos de la Resolución 46.

Un beneficio a la medida de Techint

Si bien el gobierno aseguró la continuidad del programa, no está descartada la posibilidad de cambios en los precios asegurados, modificando el esquema para los próximos años. También es probable que no se aprueben nuevos proyectos, sino que se congele los beneficios en los otro hoy vigentes.

Estos son operados por Tecpetrol (de Techint); YPF; Pan American Energy (PAE), la francesa Total y CGC, la petrolera de Corporación América, el holding de Eduardo Eurnekian.

Como señala Nicolás Gandini “De los 20 proyectos que preveía aprobar Aranguren —ya fueron presentados y están en proceso administrativo de evaluación— se autorizó menos de la mitad”.

Hoy la petrolera que más subvenciones recibe es Tecpetrol. Espera cobrar USD 350 millones este año, y USD 650 millones en 2019. La creación de un fideicomiso, asegura que recibirá al menos parte de este botín. En tiempos de “déficit cero”, el ajuste no es para todos.

Te puede interesar: Los Rocca: la historia criminal detrás del gigante de acero



Source link