Un funcionario de Vidal acusa a las docentes por el drama laboral de la juventud bonaerense

0
24


26% desocupación, 54% de “trabajo en negro”: la realidad de las y los jóvenes de 18 a 24 años en la Provincia según un informe oficial. La increíble justificación de un miembro del gabinete.

Foto: María Paula Ávila

Los números son duros. Según un informe oficial, en la Provincia de Buenos Aires hay 2 millones de jóvenes de entre 18 y 24 años. 845 mil trabajan, el 90% bajo patrón. Sin embargo, de esa cantidad casi 400 mil no están registrados: ni obra social, ni jubilación ni ART ni asignaciones ni nada. Un poco mejor que los más de 300 mil que están desocupados, o sea que están buscando laburo y no encuentran. Hay puntos más críticos: en el Conurbano la desocupación el 28% y los “no registrados” alcanzaron el 59,5% en el Gran La Plata y el 58,5% en Mar del Plata.

No lo dice La Izquierda Diario. Son algunas de las conclusiones de un informe de la Secretaría de Trabajo desnuda parte de la situación de las y los jóvenes de 18 a 24 años.

También son duras las historias, que el informe no cuenta. Como las postales de un día buscando trabajo de Nadia. “El anuncio salió un día antes: “Entrevista para operarios/as de limpieza. Presentarse de 9 a 14”. Llegando a la semana 4 sin trabajo, después de haber mandado cientos de currículum sin respuestas, me presenté. Me encontré con esta “postal”: cientos de pibas y pibes en la misma, buscando laburo hace meses. La fila que no se achicaba, porque a medida que avanzaba, llegaba más gente… parecía que no terminaba más.

O el inicio en Mar del Plata de la temporada…de precarización laboral. “Fue un chamuyo, al final te mandaban a cargar el curriculum on line, te pedían monotributo a los pibes que querían acceder a su primer trabajo. Me da bronca que jueguen con la necesidad de la gente”, cuenta Laura.

O los que consiguen trabajo, tercerizados como Andy y Lucho, y por organizarse contra esas condiciones, empresas como aerolínea Latam y Securitas los despiden y persiguen. O la historia del vaciamiento del Astillero Río Santiago y “las pibas que no le temen a la represión”.

Son parte, ellas, de las trabajadoras discriminadas por la “brecha salarial”. Según el informe “entre hombres y mujeres en la Provincia de Buenos Aires era de 27,7%, 2 puntos por encima de la brecha registrada a nivel nacional (26%). Una brecha alimentada por la falta de categorías, la tercerización de los servicios y la precarización del trabajo doméstico y de cuidados.

Los duros números son el resultado de un estudio de la Dirección General de Estudios Macroeconómicos y Estadísticas Laborales del (ex) Ministerio de Trabajo de la Nación. Aunque es el último informe, de julio de 2018, muchos de los números que hacen a la situación laboral de la juventud son de 2017. Si tenemos en cuenta que los mismos datos oficiales reconocen un empeoramiento de la situación económica y social, es obvio que la situación está mucho peor.

El estudio le dedica un punto especial a los que en los despachos llaman despectivamente “ni ni”. “Los jóvenes de la provincia de Buenos Aires que no estudian, ni trabajan, ni buscan trabajo alcanzan al 17% de la población de 18 a 24 años”. O sea, 350 mil jóvenes.

El CEO contra la juventud y los docentes

Esta semana, los datos del informe saltaron en una entrevista al Ministro de Trabajo Bonaerense en Radio Provincia.

Marcelo Eugenio Villegas reveló sin tapujos lo que opina del drama de la desocupación y precarización juvenil. “Cuando hablamos de empleo joven tenemos que saber que cuando hacemos la traza de lo que pasa en el otro extremo es que hay un sistema educativo de gestión estatal en la provincia que, de la mano de estos vaivenes sindicales y políticos, le ha coartado toda posibilidad de futuro a muchos jóvenes. El problema empieza cuando los chicos entre 2003 y 2018 han perdido un año de clases. El mundo no va a esperar a los chicos de la provincia”.

El mundo no te va a esperar, piba, dice Villegas. Y uno se sobresalta con ese tono de gerente prepotente. Es que el hombre tiene sus mañas. Antes de Ministro de Trabajo fue Gerente de Recursos Humanos, que en las huestes de Cambiemos siempre creyeron que era más o menos lo mismo.

Porque antes de llegar al gabinete de Vidal fue Director de Capital Humano del grupo Telecom Argentina S.A. En su cargo fue denunciado por el sindicato por despedir trabajadores e intentar echar delegados. Uno de los orgullos de su gestión es haber tercerizado a muchos jóvenes que hacían tareas telefónicas. Antes había sido director de recursos humanos de Walmart, Pérez Companc y Cencosud (Disco). Una joyita.

Desde su despacho y los medios se ha dedicado a atacar en los últimos meses a los trabajadores del Astillero Río Santiago. Villegas fue uno de los creadores de aquel infame informe de Jorge Lanata. Ahora vuelve contra las docentes bonaerenses, las mismas que viene atacando con paritarias a la baja y el vaciamiento de la educación pública. Ahora los responsabiliza de la desocupación y la precarización que sufren a diario.

No hacía falta el informe ni las provocaciones de Villegas. Esa juventud explotada en las fábricas, verdugueada en las colas interminables de las agencias y las aulas que se caen a pedazos, con el cartelito de “ni ni” que le pusieron a Luciano Arruga, no le debe nada a este sistema miserable. Su rebelión, más temprano que tarde, ayudará a sacudir a la clase trabajadora para conquistar el futuro.



Source link