Un gran festival mostró el apoyo a Zanon y las gestiones obreras

0
152


El pasado viernes 21 más de 400 personas participaron del festival en el Social Club, en defensa de Zanon y las gestiones obreras. Los $65.000 recaudados serán entregados por el CEHUMA para su fondo de lucha.

Una gran muestra de apoyo a las gestiones obreras se vivió el pasado viernes por la noche en la ciudad de Neuquén, durante el festival organizado por el Centro de Estudiantes de Humanidades (CEHUMA) de la Universidad del Comahue.

Con el calor del mediodía, los primeros en entrar al Social Club son jóvenes y docentes de la Escuela de Bellas Artes y otros institutos terciarios. A la vera de la ruta 22, el salón se empieza a poner a tono para que arranque el festival. En las paredes, cuelgan sus obras mientras se ultiman los detalles de la bandera que marcará la impronta de la noche: “en defensa de las gestiones obreras: Zanón, Cerámica Neuquén, Stefani”. Un trabajo en equipo para tener todo listo en pocas horas.

“¿Se espera mucha gente?” pregunta una vecina que pasa. “Sí, eso esperamos. Todo lo que juntemos se lo vamos a dar a las y los trabajadores de Zanon para las fiestas”, responde una compañera.

A las 22:00hs se abren las puertas. Los ceramistas reciben a pibas y pibes, a trabajadores con sus familias. “Recital sin policías fábricas sin patrones”, y la seguridad la hacemos entre todes, como nos enseñaron en Zanon.

La payasa Stella Maris se sumó a la movida, pero no por “solidaridad” sino “por consciencia de clase”. Recorre el salón, poniéndole onda al comienzo de la noche. Junto con Leo, son parte de la Conrado Cultural, una de los dos espacios que con TeNeAs (Teatristas Neuquinos Asociados) están ahí en cada lucha obrera. Esta vez prestaron las luces y laburaron de la tarde hasta la mañana.

A las 24:00hs suenan los primeros acordes de la mano de Loko Libre, que hizo entrar en calor al público, saltando y bailando al ritmo de su Ska Rock. No es la primera vez que tocan en apoyo a las gestiones obreras.

No tardarán en aparecer los cirqueros del “Dúo de dos en familia”, que trajeron su magia y aprovecharon para difundir la lucha en defensa de su espacio cultural en Plottier, frente a una amenaza de desalojo.

Empiezan las ovaciones, y se palpita la entrada de los Puel Kona al escenario, que arrancó con todo su newen, y cerró un año de gran trabajo. El público canta sus temas, baila y agita, mientras desde el escenario, la banda mapuce repudia a las petorleras, recuerda a Rafa Nahuel, afirma su apoyo a Zanon y exige justicia por el disparo que recibió Raúl Godoy en MAM hace más de un año. “¡Marici wew!”, cierra Lefxaru. Bajan del escenario, pero el pañuelo verde por el aborto legal que colgó Malen Nawel (saxo, kulxug y voz), sigue ahí.

Llega el momento de la hablada. Suben estudiantes de la universidad, de terciarios y secundarios. Esteban Martine, Presidente del CEHUMA y uno de los organizadores del festival- tomó la palabra para saludar a los y las artistas, ceramistas, trabajadoras textiles, docentes, estatales y toda la juventud presente. “Este festival es un espacio cultural para la juventud y los trabajadores a quienes muchas veces nos niegan un lugar para divertirnos. Pero tiene un objetivo que es defender Zanon. Porque para nosotros Zanon es un ejemplo, de cómo no resignarnos a la miseria que nos ofrece este sistema. Desde acá le decimos a las y los ceramistas que no los vamos a dejar sólos. Los vamos a defender hasta las últimas consecuencias. Y vamos a redoblar esta unidad para enfrentar el saqueo que estamos viviendo. ¡Viva la unidad obrera – estudiantil!”.

Fue el turno de los ceramistas. Andres Blanco, el “Chaplin”, Secretario Adjunto del Sindicato, comentó la situación de las gestiones ceramistas. “En Zanón estamos atravesando momentos muy duros. Nos golpea la crisis económica, y nos golpea también no haber tenido nunca, en estos 17 años, la posibilidad que tienen los empresarios de acceder a un crédito para renovar la tecnología. Hoy defendemos nuestra fábrica, pero también la gestión obrera de Stefani, y de la Cerámica Neuquén, sobre quienes pesa una amenaza de remate. Si quieren avanzar, ahí vamos a estar para defender las fábricas”. Un momento muy emotivo se vivió cuando Chaplin envió un abrazo a toda la familia de Eugenio Fuentes, presente en el festival, que fue parte de Zanon hasta sus últimos días.

Gloria Godoy, de la Comisión de Mujeres de Zanon, fue una de las impulsoras de la campaña que recorrió sindicatos y organizaciones para lograr hacer una canasta de fin de año para FaSinPat. Cuando tomó la palabra fue clara: “agradecemos mucho esta iniciativa. No saben lo bien que nos hace en estos momentos. ¡Y les decimos que no vamos a bajar los brazos, nunca!”

Eran las 2 de la mañana cuando subió al escenario la última banda, Bocanegra. Ellos son un grupo de jóvenes laburantes de Villa Regina. Algunos de ellos hasta último momento no sabían si iban a poder estar: trabajan en la fruta, en la chacra o en galpones de empaque. Pero ahí estuvieron. Y con su cumbia instrumental arrancó el baile que siguió hasta que salió el sol, de la mano del DJ Umaw.

Ya era hora de cerrar. Las decenas de compañeras y compañeros que laburaron en la barra, en el buffet, en la puerta, en la limpieza, en el escenario, seguían ahí. Había cansancio, pero la certeza de que todo salió como tenía que salir.

$65.000 son los que el CEHUMA entregará junto a quienes participaron del festival a las y los ceramistas de Zanon. Una muestra más del apoyo con que sigue contando esta gesta obrera que, contra lo que todos pensaban, sigue resistiendo después de 17 años. Por que como se cantó el viernes, “en Zanon NO PASARÁN”.



Source link