Un nuevo momento en la lucha estudiantil en Filosofía y Letras de la UBA

0
258


La lucha universitaria continúa. ¿Cómo la seguimos? Declaración de En Clave Roja (PTS + Independientes), conducción del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras de la UBA.

Un nuevo momento en la lucha

Mientras el gobierno y sus amigos se fugaron millones de pesos al exterior por la especulación financiera y pagaron otros millones en deuda pública (¡ya se llevaron un total de 24 presupuestos universitarios nacionales!), avanzaban con el FMI, que les pidió que cierren 10 ministerios. Pero mientras se devaluaba el salario de millones y se disparaba la inflación, el gigante de la UBA levantaba la cabeza, con asambleas, comisiones de base, movilizaciones masivas, siguiendo el ejemplo de miles de estudiantes en todo el país.

Nos movilizamos exigiendo plata para los docentes y denunciando el presupuesto de ajuste para 2019 que está negociando Cambiemos con los gobernadores peronistas. Mientras más nos sumábamos a la pelea y ganábamos las calles, mostrando que la fuerza estaba, la conducción kichnerista de CONADU decidió junto a la FEDUN hacerle un gran favor a Macri y cerrar una paritaria a la baja, pese a que importantes gremios provinciales se opusieron a esta política de la dirección, como en Córdoba y Rosario, entre otros. Es un acuerdo ¡20 puntos por debajo de la inflación!, que con la devaluación termina siendo una oferta similar a la primera que les había hecho el gobierno.

En Filo nos organizamos

El CEFYL convocó a asambleas masivas, donde cientos de estudiantes votaron planes de acción y de lucha tanto en apoyo a los docentes, el reclamo presupuestario, como nuestras demandas históricas. Tomamos la facultad hace ya casi dos semanas, con clases públicas y actividades político-culturales llenamos la medida de contenido. Impulsamos también comisiones de base donde cientxs de estudiantes de las carreras y el CBC encontraron un espacio para organizarse y, sobre todo, decidir. Un método totalmente opuesto al que vemos, por ejemplo, en los centros de estudiantes donde dirige la Franja Morada o la UES-PJ.

Rompimos el cerco mediático convocando a cortes en el obelisco y fuimos parte de la multitudinaria marcha educativa que reunió a unos 200 mil estudiantes y docentes de todo el país. Y todo lo hicimos con una voz política independiente de los partidos tradicionales, planteando como consigna central derrotar el plan de ajuste de Macri, impulsado por el gobierno y el FMI en complicidad con el peronismo y la burocracia sindical.

¿Qué hacemos ahora?

Es necesario no quedarnos de brazos cruzados frente al cierre de la paritaria por parte de las gremiales CONADU Y FEDUN que en nuestra facultad están ligadas a la gestión de Graciela Morgade y a las agrupaciones de El Colectivo. Hay que sacar las mejores conclusiones posibles, porque la pelea que estamos dando en defensa de la educación sigue y sólo la podremos llevar adelante enfrentándonos al plan de ajuste y el saqueo en curso, uniendo la lucha de los trabajadores, el movimiento estudiantil y el movimiento de mujeres -que impulsó a grandes sectores de la sociedad a cuestionar lo establecido y a plantear la disputa por decidirlo todo- con el objetivo de derrotar al gobierno.

Tenemos que reorganizar la lucha y la fuerza para las peleas que siguen contra enemigos muy grandes y burocracias sindicales que, como quedo clarísimo, nos frenan en la lucha, nos piden que nos contentemos con migajas y que tengamos fe porque “hay 2019” cuando el ajuste es ahora. Los “opositores” para volver al gobierno en un año, tienen que garantizar que la imagen de Macri baje, pero que ninguna fuerza social lo desborde poniendo en jaque a este régimen político y social del cual en ultima instancia quieren ser parte. No los vamos a dejar que jueguen con nuestras vidas y nuestra educación.

Para discutir las lecciones de este primer momento de la lucha y definir un plan para seguir movilizados, debemos impulsar un amplio proceso de discusión y deliberación desde los cursos; que al calor de estos debates se elijan delegados desde las cursadas que puedan llevar mandatos a las asambleas y formar una coordinación de todos los delegados. Desde la presidencia del CEFyL nos proponemos revolucionar el Centro de Estudiantes desde la base, para que al calor de este histórico proceso de movilización, podamos renovar y fortalecer nuestra herramienta de organización con decenas de delegados y comisiones de base, para que el CEFyL sea una punta de lanza en la pelea por refundar un movimiento estudiantil combativo, independiente de los gobiernos, democrático y pro obrero, combatiendo a la burocracia estudiantil de la Franja Morada y el peronismo. A su vez, apuntamos a que esta política supere el inmovilismo que hoy tiene la FUBA, y que demuestra que la pasividad se construye y que es necesario romper con la tradición que heredó la Franja Morada, de centros y federaciones vacíos, que no sirven como herramientas de lucha y organización en momentos decisivos como este.

En ese proceso y frente a todxs lxs estudiantes, podemos repensar las medidas de lucha que estamos desarrollando para elegir las más eficaces, las que nos dejen mejor preparados para las siguientes peleas. Debemos pensar nuevas medidas, repensar las que ya existen como la toma, o combinar las ya existentes con otras, apoyándonos en el amplio activismo y las comisiones de base del CEFyL para multiplicar nuestra fuerza. El objetivo debe ser claro: no volver a la normalidad como quiere el gobierno y las gestiones, sino que mantenernos en estado de movilización y organizados de cara al paro nacional convocado por la CGT y la lucha contra el presupuesto 2019.

La experiencia hasta ahora indica que es clave tener herramientas políticas fuertes, como centros de estudiantes, que como el CEFyL se proponga organizar la lucha y crear todas las instancias de deliberación para impulsar el programa votado en las asambleas.

Es vital en este momento utilizar estas herramientas de forma activa y militante, para pelear en toda la UBA contra las burocracias estudiantiles y docentes, que pretenden frenar la lucha. Es posible prepararnos mejor para esta segunda etapa del conflicto, siguiendo organizados, unificando objetivos con toda la facultad, y aliándonos a los trabajadores, y sectores que hoy son la fuerza social necesaria para enfrentar el feroz ajuste de Macri y el FMI, en complicidad con el PJ, los gobernadores y la burocracia sindical.

Por eso proponemos:

1. Impulsar un amplio proceso de discusión y deliberación desde los cursos, en el marco de las masivas clases públicas que se desarrollan en nuestra facultad.

2. Impulsar desde las comisiones de base la propuesta de que cada clase que se dicte dedique 20 minutos para abrir el debate y votar que medidas de lucha hay que seguir.

3. Proponer y votar delegadxs que lleven las discusiones y resoluciones de que se dieron en sus cursadas a las asambleas, e impulsar la coordinación de todos lxs delegados.

4. Coordinar con sectores de trabajadorxs en lucha, como lxs del Astillero Rio Santiago, Agroindustria que están saliendo a enfrentar el ajuste del gobierno. ¡Unidad de lxs que luchan! ¡Que no nos dividan! ¡Todos este miércoles a las 8 hs. en el Obelisco junto a los astilleros!

5. Vamos a la marcha este jueves en una gran columna independiente de la comunidad educativa y sectores combativos.

6. Sigamos desarrollando las comisiones de base, ampliándolas a nuevos compañerxs de las cursadas.

7. ¡Vamos a la asamblea este viernes a las 19!

En Clave Roja (PTS + Independientes), conducción del CEFyL



Source link