Una joven cordobesa está grave por un aborto clandestino

0
146


Tiene 21 años y llegó el sábado a la Maternidad provincial con el útero perforado y una infección generalizada.

Una joven de 21 años se encuentra internada en la terapia intensiva de la Maternidad Provincial de Córdoba tras haber ingresado a la guardia por un aborto clandestino. Allí le practicaron una histerectomía de urgencia porque tenía una infección generalizada. Después de la cirugía, evoluciona favorablemente, aunque el pronóstico sigue siendo reservado.

Según se pudo conocer, hace dos semanas una mujer de 34 años ingresó al centro de salud en condiciones similares luego de practicarse un aborto y también fue sometida a una histerectomía.

Desde el rechazo a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Senado, se conocieron públicamente tres casos de mujeres muertas por aborto clandestino; dos en Buenos Aires y una en Rosario. Las cifras son mucho mayores, ya que se estima que son 300 las mujeres que mueren al año por la clandestinidad de esta práctica. Muchas más son las que quedan con secuelas graves para su salud, como es el caso de las dos jóvenes cordobesas.

Por otro lado, este fin de semana, una mujer con parálisis cerebral grave dio a luz en el Hospital Misericordia. Se le practicó una cesárea y luego una ligadura de trompas, con el consentimiento de los familiares. Los médicos elevaron una denuncia por abuso sexual, ya que la joven padece una “parálisis cerebral que le impediría comunicarse, movilizarse y hacer contacto con su entorno”, aseguró el director del nosocomio.

En Córdoba, al igual que en otras provincias, el Protocolo de aborto no punible se cumple sólo en la Maternidad Nacional, ya que su aplicación está bloqueada por un pedido de amparo de la organización católica Portal de Belén desde el año 2012. Para terminar con estos casos terribles, con estas muertes evitables, es más necesario que nunca exigir Aborto legal y separación de la iglesia del estado.



Source link