UNGS: presentación de Cátedra de género

0
103


Impulsada por la gestión de la rectora y el Frente de Mujeres UNGS se presentó la cátedra “Perspectiva de Género: Aportes y debates” en el auditorio de la universidad. Hicieron un llamado a esperar a las elecciones para conquistar nuestro derecho a decidir.

En el auditorio de la UNGS y como parte de las actividades programadas por el gremio docente durante el paro que llevan adelante fue presentada cátedra “Perspectiva de género: aportes y debates”. La materia podrá ser cursada por estudiantes avanzados de la carrera de Política Social y Administración Pública, teniendo aprobadas 25 materias, algo restrictivo si tomamos en cuenta que son una minoría quienes llegan a esa instancia.

Por una “Universidad pública, laica y feminista” rezaba la carta de ADIUNGS, leída por la secretaria general Nuria Yabkowski, antes de iniciar la presentación. Para la ocasión apareció el “Frente de mujeres UNGS”, que curiosamente no estuvo en la marcha en apoyo a la lucha de los docentes el día anterior, en la que participamos estudiantes, docentes, no docentes y agrupaciones estudiantiles y la agrupación de mujeres Pan y Rosas.

En la mesa panel las oradoras fueron Marisa Fournier coordinadora de la diplomatura en Géneros y Política, quien entre otras cosas destacó que “no hay posibilidad de pensamiento crítico sin una perspectiva de género: una ‘pedagogía feminista’” y que en ese camino la cátedra era parte de la transversalización, en el sentido de “acciones positivas” para la “ampliación de derechos”.

A su turno Sandra Torlucci comento acerca de la “Red Universitaria de Género del consejo interuniversitario Nacional”(RUGE) y cómo debieron “pelearse” las integrantes de ésta red con el comité ejecutivo para poder conformarla, en un ámbito como el Universitario donde de 63 rectores sólo siete son mujeres y 14 vice rectoras, y contó acerca de las políticas y proyectos que vienen llevando adelante ‘contra el sexismo y por la igualdad en el ámbito laboral’, cosa que suena contradictoria teniendo en cuenta que en la UNGS y demás universidades hay trabajadoras y trabajadores precarizados, por lo que puede inferirse que la igualdad es para la academia. Además planteó que la política del feminismo debería tender a “responder a la violencia sin violencia” y que la sanción de la ley IVE tuvo “demora forzada” en el Senado, “pero llegará en uno, dos, tres o cuatro años”.

Por su parte la rectora Gabriela Diker hizo un recuento de las políticas que se llevan adelante en UNGS en el ámbito académico y de gestión. Además hizo hincapié en la importancia de formar profesionales para contribuir a construir una sociedad “más igualitaria”. Y para cerrar su intervención hizo un balance de lo ocurrido el 8A: la batalla en las calles fue ganada, es importante que de los debates surgió el reclamo por separación de la iglesia del Estado y concluyó con que el aborto “Será ley”. Sin embargo no podemos dejar de mencionar la contradicción que significa que ésta misma rectora vote junto al resto de la gestión un presupuesto a la baja para la universidad y que en ella el trabajo precarizado de mujeres sea moneda corriente y que no haya querido suspender un día las elecciones a Consejo y rector en la UNGS el 13J. Proponiendo junto al Frente de Mujeres UNGS que las compañeras y compañeros vieran en pantalla gigante en el campus, como si fuera un partido del Mundial, la votación del Congreso.

Para cerrar el evento Dora Barrancos socióloga, historiadora y ex diputada de la ciudad de Buenos Aires, brindó una clase “magistral” sobre “Genealogías del feminismo en la formación

Universitaria” en ella nombró a decenas de feministas de la academia que a su criterio habían hecho valiosos aportes destacando a Simone de Beauvoir, Virginia Wolf y Judith Butler “sin negar el aporte de feministas como Loana Berkins”, quien junto a Butler contribuyeron a que el Feminismo pudiera “aceptar las diásporas de las sexualidades”: “en el feminismo nos tenemos que permitir cierto eclecticismo”, sintetizó. “El Feminismo no se puede compadecer con fórmulas Imperialistas” dijo al concluir su intervención.

Lo más polémico y político vino a la hora de responder las únicas 4 preguntas que se permitió desde la organización que le hiciera el público asistente a la socióloga: ante la pregunta ¿cómo seguimos? Dora Barrancos respondió “resistiendo y votando como la gente la próxima” sin dudas un llamado a confiar en las instituciones que hace una semana nos negaron el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos votando en contra de la ley de legalización del aborto. Otra joven estudiante intervino planteando ¿cómo hacer para que mujeres como Maria Eugenia Vidal no se sientan tán “aliviadas” con el accionar del Senado? “No dejando pasar nada” y pensando mejor el voto para que esas personas no se sientan tranquilas y concentrándonos en quienes si van a acompañarnos, redundó. No sorprende que respondiera de ésta forma ya que es la constante desde los sectores kirchneristas a los que la gestión de UNGS incluída la rectora adhieren: llamar al movimiento de mujeres a esperar las elecciones de 2019, y esperar abandonando las calles a que esos mismos que nos negaron el aborto legal durante 12 años y cajonearon el proyecto 7 veces, de repente se “deconstruyan” y “nos den” un derecho que nos corresponde. Es evidente que el “no dejar pasar nada” de Barrancos no aplica al kirchnerismo ni a la propia ex presidenta Cristina (recientemente “deconstruida”) y menos a los sectores del PJ con los que ésta quiere unirse “contra Macri”.

Desde la Juventud del PTS y Pan y Rosas en la presidencia del Centro de Estudiantes, mientras en se improvisaba un pañuelazo y levantaban cartulinas celestes con los nombres de diputados que votaron contra la IVE en la apertura del evento, participábamos del pañuelazo en el hospital de Pacheco en reclamo por la muerte por Aborto Clandestino de la joven trabajadora Liz. Tenemos la seguridad de que la fuerza para conquistar nuestro derecho a decidir está y sólo lo conseguiremos movilizándonos masivamente en las calles junto a los trabajadores en lucha: lejos del academicismo, instando a la organización con independencia de clase de jóvenes estudiantes de la universidad; sin depositar mínima confianza en las instituciones retrógradas del Estado y denunciando las responsabilidades de los gobiernos de Cambiemos y kirchneristas, y demás partidos patronales también culpables de miles de muertes por abortos clandestinos durante décadas. Sólo conseguiremos una universidad realmente “feminista” y de la clase obrera cuando deje de naturalizarse la precarización laboral de trabajadores y trabajadoras de la educación, que compañeros y compañeras dejen de estudiar porque no pueden pagar sus materiales o transporte o porque deben elegir entre trabajar o estudiar.

Sólo conseguiremos una Universidad realmente laica cuando dejemos de naturalizar el lobby de las Iglesias y partidos patronales, ese mismo que nos ha negado nuestro derecho el 8A.



Source link