Universidad: las incumbencias no se negocian

0
250


El Ministerio de Educación recortó las incumbencias profesionales de 37 carreras de grado, entre ellas Arquitectura, Medicina, Psicología, Odontología, Bioquímica, Veterinaria y varias ramas de Ingeniería.

El martes 15 de Mayo, a través de la Resolución 1254/18 del Ministerio de Educación publicada en el Boletín Oficial, nos enteramos que fueron recortadas las incumbencias profesionales de 37 carreras de grado, entre las que se encuentran Arquitectura, Medicina, Psicología, Odontología, Bioquímica y Farmacia, Veterinaria y varias ramas de la ingeniería, por nombrar algunas de ellas.

Según trascendió por la página del Ministerio de Educación, la resolución empezó a regir para todo el territorio nacional de las carreras que consideran de “interés social” y se hayan acreditado o estén en proceso de hacerlo a la Coneau (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria). Este organismo fue creado para aplicar la Ley de Educación Superior (LES), aquella recomendada por los organismos de crédito internacionales como el Banco Mundial y el FMI, y que fue declarada inconstitucional en 1996.

¿Qué implicancias tiene?

En la carrera de Arquitectura, la quita de incumbencias abarca un 80 %. Para el título de arquitecto rige la resolución N° 133/87 dictada el 14 de octubre de 1987 y ampliada por la resolución N° 498/06 dictada en 2006 en la que se establecen (en un Anexo V) un esquema de veinte puntos de las actividades profesionales reservadas al título de arquitecto.

La nueva resolución acordada con los rectores de las universidades nacionales viene a reemplazar ese anexo, fijando nuevamente cuáles son las actividades profesionales que puede realizar, reduciendo el esquema de veinte puntos a cuatro recortando una gran parte de la actividad profesional

Hay un cambio profundo en el ‘territorio’ disciplinar, eso tiene diversas repercusiones, empezando por eliminar muchas tareas de la práctica profesional. Como publicó el arquitecto Claudio F. Torres, jefe de cátedra de Dirección y Legislación de Obra de la FADU, “a modo de ejemplo, para la Resolución 1254/2018, un arquitecto no puede participar en la elaboración de normas legales relativas al ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el hábitat humano, ni realizar relevamientos, tasaciones y valuaciones de bienes inmuebles, arbitrajes, peritajes, tasaciones y valuaciones relacionadas con el ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el hábitat y con los problemas relativos al diseño, proyecto y ejecución de obras de arquitectura. Así, conforme esta resolución, las valuaciones de muros medianeros, las peritaciones de obras de arquitectura, no serán tarea a cargo de arquitectos”.

Lisa y llanamente, una brutal devaluación de las carreras de grado en el marco de un profundo ataque a la educación pública. El recorte de dieciséis de los veinte puntos que hacen a la práctica del ejercicio profesional de la carrera de Arquitectura no sólo restringe enormemente las posibilidades de salida laboral, sino que simultáneamente degrada la calidad de la carrera rebajando contenidos, sobre todo aquellos ligados al urbanismo y la investigación.

Ahora los arquitectos tendrán que limitarse a hacer proyecto y dirección o administración de obra dentro de las líneas municipales de un lote, acotando la escala de intervención a uno o varios terrenos y no a intervenir en el territorio, para eso hay gran oferta de posgrados en el 4to piso o estudiar otra carrera próxima a abrirse de urbanismo el año siguiente.

Crónica de un discurso anunciado

El nuevo decano Guillermo Cabrera, en su discurso de asunción, reivindicó el proceso de acreditación a la Coneau como “prácticas preprofesionales”, y con la excusa de que tengamos experiencia laboral para salir al mercado dijo que hay que “pasar el peine fino” en al área de investigación ya que son más de 600 los proyectos, para restringirlos al área proyectual, el diseño y la producción.

Además de que será impulsor de los nuevos posgrados pagos en esas mismas áreas, anunció la creación de una Subsecretaría de Planificación Estratégica y Evaluación Institucional, que dependa del mismo decanato para seguir de cerca este proceso de implementación de la LES.

Todas estas políticas se mantuvieron durante el kirchnerismo, desde la LES que se negaron a derogar de la mano del desfinanciamiento de la educación pública hasta los convenios de flexibilización laboral, sobre los que se apoya ahora el gobierno para llevar a cabo mayores ataques.

El aumento del PBI en educación durante el período 2003-2013 tiene que ver

con la creación de universidades públicas en el conurbano bonaerense, del

0.96 al 1.32 del PBI (menor aún que el periodo 1983-2001), significó un

detrimento de la precariedad de recursos para el resto de las universidades.

Los estudiantes de FADU

Sabemos la oferta laboral precaria que hay en el mercado, para la cual estamos sobrecalificados, nos reímos -con tristeza- de las ofertas paupérrimas que suelen aparecer en la bolsa de trabajo de la facultad. Es que la masificación de las universidades se ha vuelto un problema para un mercado laboral cada vez más precarizado para lo cual necesitan que nuestra educación se vuelva cada vez más elitista, para restringirla a los que si la puedan pagar y se agudiza aún más en un contexto de ajuste.

Todos estos cambios, tanto en los planes de estudio y la acreditación de la carrera que ya se venían cocinando, de la mano de la restricción de las incumbencias profesionales vienen a resolver una contradicción más profunda que tiene que ver con el peso que ha conquistado el sistema de formación universitaria con un modelo productivo cada vez más primarizado.

Quienes tenemos una visión crítica de la actual formación académica para la que están orientadas nuestra carreras, que no sea en función de los intereses de los desarrolladores inmobiliarios, para quienes la salida no es más que un nicho de acumulación de ganancias le contraponemos un ingreso irrestricto a la universidad para que sea realmente pública y que se formen arquitectos y urbanistas que pongan sus conocimientos en función de verdaderos planes de urbanización al servicio de los trabajadores y el pueblo.

La vivienda y la educación son derechos esenciales básicos y reciben un tercio del presupuesto del que se destina para pagar la deuda externa, que profundiza nuestra dependencia y favorece exclusivamente a los especuladores. En el marco de nuevos pactos con el FMI, contra todas las políticas de precarización que los gobiernos kirchneristas mantuvieron y el macrismo quiere profundizar, tenemos que organizarnos; para tirar abajo la resolución 1254 y exigiendo la derogación de las leyes antieducativas como la LES y la triplicación del presupuesto universitario.


RESOLUCION 1254/18

[ANTES]

ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS AL TITULO DE ARQUITECTO

1. Diseñar, proyectar, dirigir y ejecutar la concreción de los espacios destinados al hábitat humano.

2. Proyectar, dirigir y ejecutar la construcción de edificios, conjuntos de edificios y los espacios que ellos conforman, con su equipamiento e infraestructura y otras obras destinadas al hábitat humano.

3. Proyectar, calcular y dirigir y ejecutar la construcción de estructuras resistentes correspondientes a obras de arquitectura.

4. Proyectar, calcular y dirigir y ejecutar la construcción de instalaciones complementarias correspondientes a obras de arquitectura, excepto cuando la especificidad de las mismas implique la intervención de las ingenierías.

5. Proyectar, dirigir y ejecutar obras de recuperación, renovación, rehabilitación y refuncionalización de edificios, conjuntos de edificios y de otros espacios, destinados al hábitat humano.

6. Diseñar, proyectar, dirigir y ejecutar la construcción del equipamiento interior y exterior, fijo y móvil, destinado al hábitat del hombre, incluyendo los habitáculos para el transporte de personas.
7. Diseñar, proyectar y efectuar el control técnico de componentes y materiales destinados a la construcción de obras de arquitectura.

8. Programar, dirigir y ejecutar la demolición de obras de arquitectura.

9. Realizar estudios, proyectar y dirigir la ejecución de obras destinadas a la concreción del paisaje.

10. Efectuar la planificación arquitectónica y urbanística de los espacios destinados a asentamientos humanos.

11. Proyectar parcelamientos destinados al hábitat humano.

12. Realizar medición y nivelación de parcelas con el objeto de concretar la ejecución de obras de arquitectura.

13. Realizar estudios e investigaciones referidos al ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el hábitat y a los problemas relativos al diseño, proyecto y ejecución de obras de arquitectura.

14. Asesorar en lo concerniente al ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el hábitat y a los problemas relativos al diseño, proyecto y ejecución de obras de arquitectura.

15. Participar en planes, programas y proyectos de ordenamiento físico-ambiental del territorio y de ocupación del espacio urbano y rural.

16. Participar en la elaboración de normas legales relativas al ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el hábitat humano.

17. Participar en la elaboración de planes, programas y proyectos que no siendo de su especialidad afecten al hábitat humano.

18. Realizar relevamientos, tasaciones y valuaciones de bienes inmuebles.

19. Realizar arbitrajes, peritajes, tasaciones y valuaciones relacionadas con el ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el hábitat y con los problemas relativos al diseño, proyecto y ejecución de obras de arquitectura.

20. Proyectar, ejecutar, dirigir y evaluar todo lo concerniente a la higiene y seguridad en obras de arquitectura.

[ AHORA]

ACTIVIDADES PROFESIONALES RESERVADAS AL TÍTULO DE ARQUITECTO

1. Diseñar, calcular y proyectar estructuras, edificios, conjuntos de edificios y los espacios que ellos conforman, con su equipamiento e infraestructura, y otras obras destinadas al hábitat humano, en lo concerniente al ámbito de su competencia.

2. Dirigir y controlar su construcción, recuperación, renovación, rehabilitación, refuncionalización y demolición.

3. Certificar el funcionamiento y/o condición de uso o estado de lo mencionado anteriormente.

4. Proyectar, dirigir y evaluar lo referido a la higiene y seguridad en lo concerniente a su actividad profesional.



Source link