Vaciamiento en el Centro Gallego: intento de suicidio de dos trabajadoras

0
699


Las trabajadoras del hospital Centro Gallego vienen sufriendo el ajuste en salud más brutal en carne propia, el miércoles pasado dos trabajadoras llegaron al extremo de intentar quitarse la vida.

La actual situación de crisis del centro Gallego de Buenos Aires estuvo precedida por permanentes movilizaciones, ollas populares y denuncias de los trabajadores a los distintos organismos públicos, como el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Social, el Juzgado N° 54, la Legislatura Porteña y el INAES.

Este último, fue el responsable de nombrar al interventor, Martín Moyano Obarro, que tenía la tarea de sanear financieramente y activar el hospital, que tiene capacidad para más de 350 camas, 6 quirófanos, 60 consultorios, lavadero, laboratorio, cocina propia, un teatro histórico como el Castelao y una biblioteca con más de 20.000 volúmenes.

Pero lejos de estar siendo “saneado”, está siendo destruido por los funcionarios nombrados. De los 5 pisos que funcionaban solo quedan la guardia y 3 pacientes en el quinto piso. Fueron cerrados contratos con más de 43 obras sociales y a los 4000 socios que quedan aún no se les garantiza la atención por falta de médicos, de insumos y de medicamentos.

Por otra parte en cuanto a los trabajadores, se despidió, se persiguió y se estafó a cientos de ellos con retiros voluntarios que fueron acordados en el Ministerio de Trabajo y el sindicato ATSA. Nunca cumplieron con el pago de los mismos. A los que resisten les deben 18 meses de sueldo, solo les dan cifras de $1000, de $500 o de $200 que no les alcanza ni para cargar la Sube.

En este contexto nacional de crisis a la medida del FMI donde los tarifazos en los servicios públicos la suba de alimentos, de alquileres, arrojan a millones a la miseria. Esta situación es la que llevó a dos enfermeras al límite de querer quitarse la vida. En Centro Gallego viene resistiendo desde hace años y de esa resistencia surgió un nuevo cuerpo de delegados, que viene visibilizando la situación del centro Gallego en los distintos organismos.

Recientemente 4 delegadas fueron despedidas y reincorporadas por la lucha de los compañeros y el apoyo de trabajadores de salud de otros hospitales.

Yolanda Guitian, secretaria gremial del nuevo sindicato de la salud que trabaja hace 25 años como enfermera en el Hospital, nos contaba al respecto: “En esta situación límite se llega al extremo el 17/04 de este año que dos compañeras estuvieron al borde del suicidio, por está grave situación estamos reclamando la renuncia de los funcionarios que no cumplieron con su tarea de sanear el hospital y por el daño que les están haciendo a socios, a pacientes y a los trabajadores y le decimos al gobierno al juez que tiene la causa, a los funcionarios políticos y sindicales que esta agonía lenta no es el futuro que queremos los trabajadores, que solo hace falta una decisión política del gobierno para que el hospital se reactive en esta ciudad que es la que mayor impuestos recauda, es necesario una solución urgente para defender los puestos de trabajo, de cientos de familias, para que no siga este genocidio social”.

Cotidianamente los planes del FMI y el gobierno macrista se encarnan en el vaciamiento de la Salud y en la precarización laboral, haciendo de la salud un privilegio para pocos.

Mientras los que se presentan como opositores cierran paritarias a la baja, no convocan a paro y plan de lucha, y sólo se preparan para las elecciones en un Frente antimacrista rejuntado verdugos de ayer y de hoy, proponiendo pagar la deuda ilegítima que contrajo este gobierno que asfixia a los trabajadores y las grandes mayorías; los trabajadores y trabajadoras construimos una alternativa de independencia de clase que propone No pagar la deuda y que esa plata vaya a salud y a Educación.

Es imperativo que construyamos una fuerza política para dar vuelta todo y que esta vez la crisis la paguen ellos.



Source link