Violencia institucional en Hospital Posadas: amenazas, persecución y mil pacientes psiquiátricos en peligro

0
29


La psiquiatra Gisela Mannoia denunció ante el poder judicial amenazas por informar a los pacientes del despido de sus médicos. En represalia fue desplazada de su cargo a pedido de las autoridades. Mil pacientes están sin atención adecuada, poniendo en peligro su vida y la de terceros.

Gisela Mannoia, Jefa del Servicio de Psiquiatría del Hospital Posadas, realizó el viernes 28/9 en la Fiscalía General de Morón, una denuncia por los delitos de amenaza coactiva, contra Gustavo Javier Bahut, Supervisor de Vigilancia, y contra Federico Boto, Jefe de Seguridad, ambos miembros de la vigilancia del Hospital Nacional Alejandro Posadas.




Gustavo Javier Bahut (Supervisor de Vigilancia)

Las amenazas sucedieron al momento en el que la dra. Mannoia se disponía a colocar en la puerta de acceso al servicio de psiquiatría un cartel donde informaba los médicos psiquiatras que fueron despedidos en su servicio, dado que son aproximadamente 1.000 (mil) pacientes los que eran atendidos por ellos y ante esta crítica situación se quedan sin tratamiento. La resolución de colocar carteles alusivos a los profesionales despedidos de cada sector, para informar a la comunidad, había sido una decisión tomada colectivamente en una asamblea de trabajadores del nosocomio.

Posteriormente a que realizara la denuncia, Gisela Mannoia fue desplazada de su cargo como Jefa de Psiquiatría, por decisión de las autoridades del Hospital en represalia por denunciar ante la justicia las amenazas recibidas.

El viernes 26/10, en la Fiscalía de Morón, la médica amplió su declaración testimonial, incluyendo la denuncia de violencia institucional.

Esta situación se da mientras los médicos despedidos no fueron reincorporados, poniendo en riesgo la atención y tratamientos de los pacientes. En el caso del servicio de psiquiatría, esta crítica situación, por la falta de atención, pone en riesgo la vida de los pacientes como así también la de terceros.

El comunicado difundido finaliza solicitando “nuevamente la mayor solidaridad por parte de la comunidad, organismos de derechos humanos, sindicatos, diputados nacionales y profesionales, organizaciones políticas y sociales, centros de estudiantes, entre otros. Para enviar adhesiones de solidaridad: solidaridadconhospitalposadas@gmail.com“.



Source link