Vivienda: Macri anunció tibias medidas ante el impacto de la crisis en los créditos y alquileres

0
27


El Presidente hizo su anuncio en Olivos. Habrá topes para cuotas de créditos UVA y nueva Ley de Alquileres. El “Club de la obra pública” estuvo presente. La crisis hundió a muchas familias que habían sacado los créditos.

Mauricio Macri y el ministro Rogelio Frigerio anunciaron medidas sobre vivienda. Lo hicieron ante diputados de Cambiemos, así como dirigentes de la UOCRA y de la Cámara de la Construcción, fuertemente cuestionada por los negociados del “Club de la Obra Pública”. Los anuncios involucraron los créditos UVA, los alquileres y también la promesa de construcción de 60 mil viviendas sociales.



Gustavo Weiss (Cámara de la Construcción) y Gerardo Martínez (UOCRA)

Gustavo Weiss (Cámara de la Construcción) y Gerardo Martínez (UOCRA) Sylvina Colombo (La Nación)

Las medidas apuntan no solo a familias que han adquirido créditos o quieran hacerlo, sino también a “desarrolladores” y empresas constructoras, que se verán beneficiadas con algunas de ellas. También fue seguida de cerca por los bancos, que tienen en el mercado de créditos una de sus fuentes de ganancias y ven aumentar la morosidad de sus clientes.

Es que en los últimos meses la devaluación y la crisis económica golpearon sobre las condiciones de vida de la población. Uno de los rubros más afectados es la vivienda.

Sueños incumplidos

El gobierno había anunciado, en 2016, una serie de medidas para que sectores medios pudieran acceder a la “casa propia”. Entre ellos los créditos hipotecarios “UVA”.

El plan se lanzó junto al diseño de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), para tomar como referencia para los nuevos créditos. Como explicábamos hace algunas semanas en La Izquierda Diario, “la tasa inicial era atractiva y muchos vieron en este tipo de créditos, que también extendía el plazo de cuotas a 30 años, la posibilidad de por fin acceder a una vivienda propia. Pero dos años después, inflación mediante, con el crédito a tasa fija la cuota sigue siendo de $ 12.435 y con el préstamo UVA la cuota es ahora de más de $ 13.000 y la deuda se incrementó en un 53 %, ajustado por el aumento del índice UVA”.

Te puede interesar: El “milagro de los UVA” que ahora promete más crisis

Así, miles de familias vieron aumentar los ingresos familiares exigidos para acceder a un crédito, el valor de las cuotas y las deudas con el banco seguían aumentando a pesar de los pagos.

Como explicaba un operador inmobiliario, “la cuota ya está un 118% por encima del valor de un alquiler. Cuando comenzó el boom de los créditos, la cuota era un 16% inferior al alquiler” (Infobae). Por ejemplo, ante un caso testigo, si se compara una cuota inicial de abril 2016, de $5.353, el aumento asciende a $4.191 adicionales, más del 78% de aumento.

Los alquileres también se dispararon, ya que los propietarios siguen la valorización de sus viviendas cotizadas en dólares. Así, en los últimos veces el sueño de la vivienda propia se ha convertido en una pesadilla, en un país donde 3 millones de familias tienen problemas habitacionales.

Los bancos y constructoras venían ganando millones, aunque en el sector había preocupación ante el crecimiento del endeudamiento familiar que podía convertirse en incobrable.

Medidas que no alcanzan

Ante la crisis, el gobierno decidió anunciar este viernes nuevas medidas.

En una conferencia en Olivos, el presidente intentó mostrarse sensible ante el drama de miles de familia. “Hay casi 100 mil familias que sacaron créditos UVA y lo que pasamos los argentinos en los últimos meses los preocupa. Y no saben si van a poder pagar. Hemos puesto un tope a los aumentos, para darle previsibilidad. La cuota no se va a disparar”, dijo adelantando las medidas. Y repitió: “la cuota no se va a disparar”.

“Y queremos cuidar a los que alquilan y no saben si van a poder pagar alquiler”, dijo el mandatario. “Por eso pedí a mi equipo que impulse un proyecto de Ley de Alquileres, para darles a los inquilinos soluciones concretas a temas como garantías, actualización”.

Siempre justificándose en la “herencia recibida” y el “pasaron cosas”, Macri agregó que el Procrear será “más justo” y que habrá más beneficios en los créditos ANSeS, como descuentos en corralones y comercios.

Más tarde Rogelio Frigerio brindó detalles de las medidas. Entre otras cosas planteó:

  • En relación a los créditos UVA, la cuota no podrá superar en más de 10 puntos la diferencia entre la inflación y el índice de variación salarial. Además se podrán exigir alargamientos del plazo del crédito y que los bancos agreguen un tope a la cuota mensual.
  • En relación al programa Procrear, habrá un nuevo llamado del Plan ProCreAr Casa Propia y Construcción. Se destinarán 10 mil millones de pesos del FGS del ANSES.
  • Se actualizan los montos máximos para subsidio y crédito del ProCreAr Ahorro Joven.
  • En el plan Mejor Hogar, se relanza en coordinación con los créditos ANSES para mejoramiento, ampliación y refacción del hogar. Se proyecta dar cerca de medio millón de créditos.
  • Se prevén descuentos del 5% al 20% en corralones de todo el país para la compra de materiales y productos para el hogar.

    Pero además se anunciaron medidas para “facilitar la construcción” que apuntan fundamentalmente a “desarrolladores” y constructoras. Entre ellos:

  • Impulso para desarrolladores vía exención de IVA, impuesto a los débitos y créditos, ganancias e ingresos brutos (sujeto a adhesión de las provincias).
  • Exención de IVA (vía devolución de crédito fiscal) para proyectos de viviendas de hasta 140.000 UVAs (unos 100.000 dólares a precios de hoy).
  • Crédito intermedio a desarrolladores contra boleto de compraventa.
  • Licitación de tierra pública (AABE) para la construcción y uso de recursos del FONAVI como fondo de garantía para otorgar crédito a las pymes constructoras provinciales.

    En relación a los alquileres, la Ley hoy frenada en Diputados incluiría:

  • Si el destino es habitacional no puede requerirse al locatario el pago de alquileres anticipados por períodos mayores a un mes.
  • Se podrán usar garantías bancarias.
  • Se podrá actualizar cada 6 meses el valor del alquiler en base al coeficiente de variación salarial.
  • Prevé que la comisión de la inmobiliaria la pague solo el propietario y aumenta el plazo a 3 años en los contratos de alquiler.

    Desde algunas agrupaciones de inquilinos ven la oportunidad de imponer la aprobación de la Ley antes de fin de año.

    Medidas limitadas y tardías para un drama de millones

    Las medidas, limitadas, no van a poder resolver el problema de vivienda y su alta incidencia en la canasta familiar, que en muchos casos llega al 50% de los ingresos familiares. Los topes a las cuotas no resuelven el retroceso del salario en relación a los créditos. Y las viviendas anunciadas están lejos de resolver los problemas de viviendas que tienen 14 millones de personas en el país.

    La vivienda sigue siendo un lucro: gente sin casas, casas sin gente, negociados con el techo del pueblo trabajador.

    El gobierno busca, con algunas tibias medidas, atender limitadamente uno de los sectores más golpeados por la crisis. Empezando por los sectores medios que habían contraído los créditos, así como la caída de miles de empleos en el sector y el enfriamiento del mercado inmobiliario y la industria de la construcción, donde están los amigos de la patria contratista.



  • Source link