Vuelven a subir las naftas: YPF y Shell aumentaron hasta un 5,6 %

0
92


El domingo hubo un alza de los combustibles. En la Ciudad, el litro de súper cuesta ahora $ 29,37 y el de Premium $ 35,37 en YPF. Se espera que el resto de las petroleras también ajusten sus precios.

YPF volvió a aumentar este domingo el precio de las naftas. Los ajustes son en todo el país, donde en promedio subió un 5 %. En la Ciudad de Buenos Aires, el litro de súper ahora cuesta $ 29,37 y el de premium, $ 35,37.

Tras la suba del precio de las naftas de YPF, Shell siguió el mismo camino y aumentó desde las 0 horas de este lunes hasta un 5,6 % el precio de sus naftas. Se espera que los competidores de YPF, Axion y Petrobras también decidan modificar sus precios al alza.

Desde el lunes, el litro de nafta Formula Shell Súper en la Ciudad y el Gran Buenos Aires pasó a costar $ 30,28 (4,5 % de suba), la Shell V-Power a $ 36,95 (5,6 % de aumento), en tanto que la Shell V-Power Diesel saldrá $ 32,73 (5,6 % de ajuste) y la Shell Formula Diesel, a $ 27,26 (incremento de 5,6 %). En el resto del país, la premium tendrá un precio superior a los $ 40.

Los combustibles en YPF ya habían subido un 22 % y un 27 % en lo que va del año. Con el nuevo ajuste de precios, el acumulado es de 28 % y más de 30 % respectivamente para la súper y la premium.

A principio de julio, YPF aplicó un incremento del 5 % y 8 % a las naftas súper y premium respectivamente y pocos días después agregó otro ajuste del 1 %.

Los precios de la nafta y el resto de los combustibles se encuentran liberados desde fines del 2017, cuando el Ministerio de Energía, Aranguren, dejó sin efecto el esquema de subas graduales consensuado con el Gobierno.

El ministro de Energía, Javier Iguacel, afirmó a comienzos de julio que el mercado de combustible está liberado y que no iba a frenar los aumentos.

Según las petroleras, todavía falta trasladar al público un incremento que rondaría el 14 % y se seguirá aplicando en cuotas en los próximos meses. Las empresas justifican ese aumento en función del precio internacional del crudo, el tipo de cambio, el valor de los biocombustibles, los impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono.

El aumento en los combustibles se agrega a la lista de subas de precios de agosto, que incluye prepagas, electricidad, colectivos y subtes, que acelerarán aún más la inflación.

La inflación de junio fue del 3,7 %, según el Indec, la más alta de los últimos 25 meses, con una suba de precios en el primer semestre del 16 %. Para julio, según las estimaciones de las consultoras se espera un 3 %.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) realizado por el Banco Central proyectó una inflación anual del 31,8 %. Un porcentaje que se acerca a la meta que el Gobierno acordó con el FMI que fue del 32 %.

El ajuste de los combustibles impactará en el resto de los precios de la economía, porque aumenta los costos logísticos de cualquier producto. La inflación se recalienta, mientras se licua el poder adquisitivo de los salarios.

Te puede interesar: Hasta para el Indec los salarios pierden por goleada frente a la inflación



Source link