Ya dan pena: UJS-PO y kirchnerismo celebran un congreso de la FUNA

0
129


Vaciado de estudiantes, algunas corrientes políticas realizaron un congreso trucho y encima dicen que renovaron conducción.

Por fuera de cualquier participación democrática la UJS y el kirchnerismo continúan con su política de fomentar espacios vacíos de participación de los estudiantes.

Celebraron un congreso de la FUNA con sillas vacías. De una universidad que tiene miles de estudiantes, solo participaron unas pocas personas, todas pertenecientes a las 3 corrientes que la conforman.

Congreso de las sillas vacías

Este año les estudiantes de la UNA fueron parte del movimiento de mujeres por el aborto y la separación de la Iglesia y el Estado, y del movimiento estudiantil donde organizaron una de las columnas más numerosas en las movilizaciones, llenando las calles de arte.

También coordinaron una asamblea interdepartamental y participaron de la asamblea interestudiantil con otros sectores en lucha, como les trabajadorxs de la fábrica bajo gestión obrera Madygraf (ex Donnelley), realizada en Plaza de Mayo, en la que se denunció la complicidad del peronismo criminal que deja pasar este gran saqueo nacional.

Si todes estxs estudiantes salieron a la calle, entonces: ¿Por qué el PO hace un congreso vaciado? ¿Por qué les 3000 de la UNA que salieron por el presupuesto para educación no estaban en el congreso? La respuesta es clara: a los estudiantes no nos interesan los aparatos, ni tampoco una federación artificial.

Cada vez es más ridícula la estrategia de pensar que escribir “FUNA” en una tela y ponerle dos palos es una forma de organizar a ese profundo movimiento estudiantil que también forma parte del movimiento de mujeres.

Aún más cínico suena sabiendo que no convocaron a instancias de organización de les estudiantes en momentos decisivos, como fue la votación del presupuesto, o impulsando una vigilia el 13J “desde arriba” sin ser consultado ni votado por les estudiantes.

Con el antecedente de ser parte de la dirección de la FUBA por 17 años y nunca haber modificado el estatuto de la Franja Morada, el PO formó la Federación de la UNA junto al kirchnerismo (Nuevo Encuentro) que desde ADAI – CONADU propuso un paraguazo sin pena ni gloria y cerró la paritaria desmoviliando al gran movimiento estudiantil que se estaba poniendo en pie, que tenía moral y fuerzas para seguir luchando luego de una masiva movilización.

La fuerza que se expresó ahí, en las calles, fue la de la urgencia por cambiarlo todo porque no sólo atacan nuestra educación sino que todo el ajuste que quieren hacer pasar es una embestida al conjunto de nuestra vida. Eso lo sabemos. Porque en las facultades somos estudiantes, pero no somos sólo eso: fuera de las aulas somos repartidores de Rappi, teleoperadores, telemarketers o trabajadorxs tercerizades de alguna ONG que se desentiende de los “excesos” de las consultoras que nos contratan. Tal potencia daba para mucho más y lo sabían sobre todo quienes pretenden que hagamos la plancha hasta las urnas del 2019.

“Nuevo Encuentro” además de compartir su filiación política con la gestión, y ser boicoteadores seriales de asambleas estudiantiles, son parte del mismo kirchnerismo que le dice a millones de laburantes, jóvenes y mujeres que hay que esperar hasta el 2019, a que nos hambreen, para después no romper con el FMI, seguir pagando la deuda y no romper en absoluto con el programa del gran capital y les empresaries.

Son les mismes que nos dicen que no nos enojemos con la iglesia y que nos tenemos que unir con los pañuelos celestes, que además de militar por la muerte de mujeres militan en contra de la Educación Sexual Integral (ESI) para que miles de niños no reconozcan un abuso.

A este congreso también se sumó Patria Grande, los quieren llevar a las mujeres detrás del nefasto Grabois y su alianza con el Papa.

Desde la juventud del PTS opinamos que les revolucionaries tenemos que tener otra posición, la salida no es aliarnos con quienes pretenden administrar la miseria desde el poder Estatal. En el marco de la crisis económica, que también se siente en el plano internacional como Francia o Brasil.

La única alianza que tenemos que tejer es con los sectores que salen a luchar de verdad y conformar una organización fuerte por izquierda manteniendo la independencia de esas corrientes que son cómplices del ataque del macrismo y que proponen hacer algunas reformas pero mantener a les jóvenes con trabajo en negro, desocupados o haciendo malabares para llegar a fin de mes y terminar la cursada.

La coordinación que necesitamos entonces les estudiantes no se parece ni un poco a este Congreso. Si nos proponemos frenar los ataques a nuestra educación y al conjunto de la clase trabajadora no hay otra forma de hacerlo que con la participación de los estudiantes. Es decir, con asambleas en todos los centros para votar qué temas se van a tratar en el congreso de nuestra Universidad, con delegades votades por les estudiantes y un congreso cuya fecha sea acordada y no fijada “desde arriba”, en un periodo donde las aulas ya están vacías.

Tenemos que tomar el ejemplo de les estudiantes franceses que vienen tomando liceos, organizando asambleas junto a les trabajadorxs y resisten las brutales represiones del gobierno de Macron y llamar a todos esos estudiantes que se movilizan para pensar cómo sobrepasar a las burocracias estudiantiles, uniéndose con todos los sectores atacados por el programa del FMI, buscando las mejores formas en las que podamos enfrentar la urgente tarea de vencer.



Source link